Nacionales

Minga Guazú: Intendente electo está consciente y fuera de peligro

El intendente electo de Minga Guazú, Diego Ríos, está consciente y fuera de peligro en un sanatorio privado, tras ser agredido con una piedra por barrabravas.

Wilson Ferreira Por Wilson Ferreira

El intendente electo de Minga Guazú, Diego Ríos, resultó herido con una piedra, luego de que su local gastronómico, ubicado en el centro urbano del kilómetro 16, fuera atacado por barras bravas de Presidente Franco alrededor de las 22.45 de este lunes.

Ríos sufrió un golpe en la parte frontal labial superior e inferior, corte parental en el rostro y perdió seis dientes, tras la rotura de mandíbula inferior.

El político se encuentra en buen estado, está consciente y fuera de peligro en el Sanatorio Internacional, donde se encuentra internado, según comentó su padre Armando Ríos.

“Le agradecemos a Dios, dentro de todo sacó barato otra vez. Amaneció bastante bien, estuve hablando con él más temprano y está consciente, el golpe que recibió le afectó parte de la boca. Esta madrugada se realizó la tomografía y por suerte el golpe no le afectó en ninguna parte de la cabeza”, expresó.

Lea más: Intendente electo de Minga Guazú resulta herido tras partido de fútbol de salón

Comentó que la piedra que le alcanzó era grande, le cosieron la boca y perdió varios dientes. Mencionó que posiblemente se le realizará una cirugía de reconstrucción. Sobre el responsable de la agresión comentó que no tiene datos.

Don Armando relató que no estuvo en el lugar del hecho y que la información que maneja es que su hijo estaba participando del partido de fútbol de salón que se disputó en la ciudad. Se fue como hincha de Minga Guazú que recibió a Presidente Franco por las eliminatorias para el Campeonato Nacional de Fútbol de Salón que se disputará en diciembre en Amambay.

Terminado el partido, donde el local perdió por 4 a 1, Ríos y otros hinchas se retiraron del lugar y fueron hasta su restaurante donde se disponían a cenar. En el sitio había una pantalla gigante donde hinchas que no entraron al estadio acompañaron el encuentro deportivo.

Comentó que todo habría iniciado cuando la hinchada de Minga Guazú supuestamente robó un bombo y una bandera de Presidente Franco, lo que generó la reacción de la barrabrava y en forma vandálica tomaron la calle, gritando y agrediendo a cualquiera que tenía la remera del equipo contrario.

“Mi hijo tiene una hamburguesería, a dos cuadras del polideportivo y se fueron con unos amigos y concejales a comer algo y en ese ínterin vinieron a atropellarlos allí sin qué ni para qué y fueron apedreados. Fue un atropello, eso lo que hicieron esta gente”, agregó.

Descarta que sea una agresión por motivos políticos y dijo que a escasos metros del lugar estaban seis agentes de la Policía Nacional que no intervinieron en el suceso porque había una gran cantidad de personas.

Pasado el mediodía de este martes, Ríos realizó la denuncia formal por lesión grave.

Dejá tu comentario