Sucesos

“Ladrón solitario y violento”, según la policía, cae por crimen de mujer

El detenido por la muerte violenta de Olga Feliciángeli cuenta con antecedentes por hurto agravado y una orden de captura, según los investigadores. Cayó ayer en el barrio Chiquito.

Un joven catalogado por la policía como solitario delincuente y violento en su accionar fue detenido ayer como sospechoso del crimen de la señora Olga Feliciángeli, quien fue hallada muerta en su vivienda el pasado jueves.

El detenido es Matías Raúl Bilbao Fassardi (23), con antecedentes por hurto agravado, investigado por tres hechos punibles anteriores registrados en el mes de febrero y con una orden de captura. El mismo, según registros de la policía, salió de la cárcel de Tacumbú hace ocho meses y se encontraba residiendo en una vivienda del barrio Chiquito de Trinidad, Asunción, ubicada sobre las calles Doctor Mora y Teniente Vera, donde la comitiva fiscal policial realizó el procedimiento para su detención, alrededor de las 15:00 de ayer.

En la vivienda, que sería de su suegra, según testimonios de vecinos, fueron halladas evidencias como la tableta de la víctima, además de vestimentas, cortinas y sábanas con manchas de sangre, y varios celulares. También encontraron calzados deportivos y prendas del sospechoso, con manchas, las mismas con que fue visto en el circuito cerrado del condominio donde vivía la víctima y que facilitó su identificación.

El comisario Teodoro Rojas, jefe del Departamento de Homicidios de la Policía, informó a Monumental que en el circuito cerrado del condominio fue visto Matías Bilbao entre las 04:00 y las 05:00 del día jueves, mismo horario en que fue muerta la víctima, según el informe forense.

El joven fue inspeccionado y presentaba rasguños en su brazo izquierdo, consistentes con la pelea que habría dado la mujer al defenderse.

EL HOMICIDIO. Olga Feliciángeli (71), hermana de la comunicadora Mina Feliciángeli, fue hallada muerta el pasado jueves, en horas de la tarde, por su empleada doméstica, en su habitación del condominio ubicado sobre la calle Luis Santiago y la avenida Mariscal López, inmediaciones del Club Centenario.

La trabajadora ingresó en horas de la mañana, pero al pasar el tiempo, le llamó la atención que la patrona no salía; entonces llamó a un hermano de la mujer, quien le autorizó a ingresar a su habitación, donde la encontró muerta y ensangrentada. En su cuerpo tenía diecisiete heridas de arma blanca, una en el cuello, la que fue mortal. Al lado de su cama fue encontrado el cuchillo con que la asesinaron.

Dejá tu comentario