Nacionales

Juez ordena enajenación de bienes y embargo de USD 87 millones para Ramón González Daher y su hijo

El Juzgado decretó este jueves la inhibición de enajenar y gravar bienes de Ramón González Daher y de su hijo Fernando González Karjallo, además de un embargo de USD 87 millones, aproximadamente.

Fue el juez Humberto Otazú quien decretó la medida para el empresario Ramón González Daher y su hijo Fernando González Karjallo en el marco del proceso por supuesta usura y lavado de dinero.

El magistrado decretó la inhibición de enajenar y gravar sobre los bienes de González Daher y su hijo, y embargó sus cuentas corrientes por USD 87 millones, según informó el periodista de Última Hora Raúl Ramírez.

El juez también instó a la Fiscalía a que haga la tasación sobre los bienes e inmuebles que quieren que se embargue.

González Daher cuenta con 54 inmuebles a su nombre, mientras que su hijo tiene 87. En cuanto a vehículos, el ex dirigente deportivo tiene tres vehículos y su hijo tiene más de 10, entre camiones y camionetas.

Para efectuar el embargo, la Fiscalía debe detallar cuánto cuesta cada tipo de sus bienes.

Lea más: Piden embargo de bienes por USD 87 millones de Ramón González Daher

El Ministerio Público investiga al empresario luqueño y a su hijo por un esquema que consistía en otorgar préstamos a personas y como garantía se les entregaban cheques precipitados o se les hacía firmar pagarés.

Así utilizaban estos documentos para realizar denuncias en carácter de supuestas víctimas de estafa.

Aparentemente, González Daher llegó a cobrar intereses del 100% por el dinero que prestaba, según los datos que manejan las autoridades.

Por otro lado, la Subsecretaría de Estado de Tributación (SET) había iniciado el año pasado una investigación a los miembros del influyente clan luqueño por evasión.

Ramón González Daher y Hacienda llegaron a un acuerdo y lo que se va a pagar es un total de USD 6.198.816. Se realizará una entrega de USD 1.500.000 y el resto en 60 cuotas mensuales sin intereses de USD 78.313.

Dejá tu comentario