Sucesos

Interior sigue sin ejecutar proyecto para luchar contra violencia familiar

Mientras tanto, en el mundo real, una joven madre fue asesinada por su ex pareja, quien también se mató cobardemente, dejando huérfanos a dos pequeños de 4 y 1 años, hijos de la pareja.

Una joven mujer, de 20 años, madre de dos pequeños, fue asesinada ayer por su ex pareja en Presidente Franco. La tragedia no para en el contexto de la violencia de género, mientras las autoridades del Gobierno, “en la línea del componente Mujer, estamos ajustando técnicamente para que el programa nos permita invertir en la implementación de dispositivos electrónicos (grilletes o pulseras) para monitoreo de personas privadas de libertad, las que se utilizarían, en primera fase, en casos de violencia contra la mujer”, según había referido el ministro del Interior, Arnaldo Giuzzio, sobre un proyecto postergado desde hace años. El uso de una simple tobillera no pueden implementar.

“Este proyecto se ampara en su ley, también postergada largamente –reconoció Giuzzio–, para lo cual tomamos la iniciativa de elaborar la propuesta de decreto reglamentario y establecer una mesa de trabajo con las instituciones involucradas para su implementación”.

El fortalecimiento de la lucha contra la violencia hacia las mujeres y la violencia intrafamiliar es uno de los ejes que contemplaba el préstamo de 20 millones de dólares, aprobado para el Ministerio del Interior, y que no se ha ejecutado hasta le fecha.

Otros de los proyectos que quedaron en los papeles se refiere a un centro de tratamiento para ofensores de violencia intrafamiliar, que debía trabajar articulado con el Ministerio de la Mujer; capacitación de funcionarios y campañas de concienciación.

El ministro admitió que estos proyectos no avanzaron en años y que se está movilizando para reactivarlos.

Pudo ser salvada

Los familiares de la víctima de feminicidio revelaron ayer que el día anterior la joven mujer se dirigió a la Subcomisaría 12 para buscar protección contra Gómez Ocampos, pero le dijeron que necesitaban una orden judicial del Juzgado de Paz, hasta donde se trasladó, pero no pudieron concretar su denuncia porque no contaba con cédula de identidad.

El hombre le había amenazado con matarla, porque no iba a permitir que ella tenga otra pareja, según los padres.
La víctima habría perdido un bebé en gestación, como consecuencia de los golpes.

Dejá tu comentario