Nacionales

Indígenas denuncian persecución de policías por cazar palomas para alimentarse

Indígenas del pueblo Enlhet Norte denuncian que son perseguidos por agentes de la Policía Nacional, por cazar palomas para alimentar a sus familias. Los nativos aún siguen esperando los kits de alimentos por parte del Gobierno ante la crisis del Covid-19.

El presidente de la Federación Regional Indígena del Chaco Central (FRICC), Osorio Losa, fue quien denunció la situación que están pasando los miembros de su comunidad Yalve Sanga del pueblo Enlhet Norte de la zona de Loma Plata, Departamento de Boquerón.

Los nativos se ven obligados a salir a cazar palomas para poder alimentar a sus familias, ante la difícil situación por la que están pasando desde que inició la cuarentena por el Covid-19 y la falta de la entrega de kits de alimentos.

Según los antecedentes, este miércoles Ricardo Mendoza, miembro de la aldea Tarzo Amyic, fue a cazar palomas para llevar comida a su familia, pero antes de salir llegaron efectivos de la Policía y aparentemente comenzaron a efectuar disparos contra él.

Nota relacionada: Pueblos indígenas, los relegados dueños de la Tierra

Mendoza fue arrestado y lo trasladaron hasta la Comisaría de Neuland, donde permaneció alrededor de tres horas; lo despojaron de su escopeta y de una moto.

Mientras que este jueves, Adolfo Brisen de la Aldea Nazareth fue a cazar palomas en la propiedad de un menonita de la zona, pero al salir fue sorprendido por agentes policiales.

El hombre fue ayudado por otras personas y los efectivos de la Policía no lo detuvieron, informaron desde la Federación por la Autodeterminación de los Pueblos Indígenas (FAPI).

“No todos los menonitas son así, pero estamos pasando mucha discriminación. Nosotros nunca tuvimos problemas, siempre nos tratamos como hermanos con los menonitas”, indicó Losa.

Lea más: Covid-19: Comunidades indígenas, con hambre a la espera de kits

Además, mencionó que en muchas ocasiones solicitó una copia de la denuncia policial, pero no tuvo respuesta favorable.

Por su parte, Cándido Vinz, presidente de la Organización del Pueblo Enlhet Norte (OPEN), señaló que estas dos situaciones demuestran el abuso de autoridad.

Ante la situación, los líderes y lideresas de las organizaciones indígenas que conforman la FAPI se solidarizaron con los hermanos indígenas.

También recordaron a las autoridades, jueces, fiscales y policías que los pueblos indígenas tienen derecho a ejercer su economía tradicional, en sitios que son parte de su territorio ancestral.

Dejá tu comentario