Nacionales

Indígenas Ava Guaraní desalojados de sus tierras pasan frío en plaza de Asunción

La comunidad indígena del pueblo Ava Guaraní, que está asentada en la Plaza de Armas, tuvo que enfrentar el frío en precarias condiciones. Hace un mes llegaron a Asunción tras ser desalojados violentamente de sus tierras en Itakyry, Alto Paraná.

Los 104 indígenas del Pueblo Ava Guaraní, entre ellos 44 niños, pasaron frío en precarias condiciones en la noche del domingo y la madrugada del lunes en Asunción, donde se registraron muy bajas temperaturas.

Se trata de la comunidad Ka’a Poty 1 que llegó hace un mes a la capital para exigir una solución por parte del Gobierno al violento desalojo de sus tierras ancestrales en el distrito de Ytakyry, Departamento de Alto Paraná.

Nota relacionada: Tras desalojo en Itakyry, indígenas viven a la intemperie en plaza

Desde entonces están asentados en la Plaza de Armas, donde instalaron precarias carpas mientras esperan las respuestas de las autoridades.

Un líder indígena manifestó a Telefuturo que el presidente del Instituto Paraguayo del Indígena (Indi), Édgar Olmedo, hasta el momento no se acercó a dialogar con ellos.

Comentó que con las últimas precipitaciones registradas se mojaron sus colchones y frazadas y expresó su preocupación por los días de frío.

Embed

La comunidad Ka’a Poty 1 cuenta con título legítimo de su territorio otorgado por el Estado paraguayo, a través del Indi, desde 1996. La propiedad indígena está registrada en la Dirección General de Registros Públicos y en el Servicio Nacional de Catastro.

Tras sufrir el despojo de las tierras donde residían en el Este del país y quedar a la vera de una ruta a la intemperie, las familias decidieron instalarse frente al Congreso Nacional, en reclamo de sus tierras y de mayor asistencia de parte del Estado.

Lea también: Indígenas exigen les devuelvan sus tierras

Organizaciones denunciaron la inacción y desidia estatal del pueblo indígena, que hasta ahora sobrevive de la solidaridad de la ciudadanía.

Varios grupos civiles se organizaron a través de las redes sociales para brindar la mayor ayuda posible a las familias apostadas en la plaza, llevando abrigos, frazadas y alimentos de todo tipo.

Denunciaron intento de desalojo en febrero

La comunidad Ka’ã Poty denunciaron a inicios de febrero de este año a la Comisión de Pueblos Indígenas del Senado sobre una orden de desalojo de sus tierras. Estaban en litigio doce títulos superpuestos, entre ellos el del propio Instituto Paraguayo del Indígena.

Dicha comunidad es parte de otras cuatro que habitan la zona ubicada en el distrito de Itakyry y Mariscal López (Caaguazú) que se encuentran constantemente bajo amenazas de desalojos promovidos por personas que quieren usurpar sus tierras con la complicidad de fiscales y jueces.

El 23 de febrero pasado, vecinos organizados de Itakyry pidieron el desalojo de un grupo de indígenas de la colonia Tape Yke, donde un grupo de 30 familias indígenas estaba asentadas en un inmueble de 7 hectáreas, que era reclamado como suyo por la ex fiscala Liz Carolina Alfonso.

La Dirección Jurídica del Indi inició dos acciones al respecto, una acción autónoma de nulidad y otra de reivindicación de inmueble sobre unas 1.364 hectáreas de tierras que habían sido adquiridas por la institución.

De acuerdo con una mensura realizada por el ente, la propiedad indígena abarca más de la mitad del distrito de Mariscal López y parte del distrito de Itakyry.

Dejá tu comentario