Nacionales

Fiscalía imputó a un agente de la PMT sospechoso de agredir a un hombre

La Fiscalía formuló imputación contra un agente de la Policía Municipal de Tránsito (PMT) de Ciudad del Este, Departamento de Alto Paraná, por el supuesto hecho de lesión grave, tras presuntamente agredir a un hombre que está internado con diagnóstico reservado.

La fiscala Estela Mary Ramírez informó este jueves que el agente de la Policía Municipal de Tránsito, identificado como Elver Gómez Cantero, de 22 años, fue imputado por lesión grave y está con pedido de prisión preventiva, tras agredir supuestamente en la tarde de este miércoles a un hombre.

Comentó que observó cuatro a cinco videos en los cuales se ve que el agente le propina una patada en la cabeza que hace desvanecer a la víctima, cayendo en el empedrado.

"Conforme a los videos y las testificales, el mismo ha propinado un golpe de patada al señor, provocándole un trauma encefálico severo con una hemorragia intercraneal importante", explicó en conversación con un medio local.

Informó además que la víctima, de 56 años, cuya identidad no fue dada a conocer está con parálisis de los miembros superiores e inferiores, con diagnóstico reservado y en estado muy grave.

La fiscala dijo que, según el dato que maneja y el cual aún no fue corroborado, el agente es también un estudiante de artes marciales.

Mencionó que la víctima fue golpeada supuestamente por el agente ante supuestas provocaciones.

"No podemos hablar de ninguna defensa propia en estado de necesidad justificante, mucho menos podemos hablar de eso si esa persona tiene conocimientos de artes marciales y lo ha utilizado en contra del señor que ya es de edad avanzada y ante provocaciones de esta persona no se puede nunca jamás responder con una agresión física de tal brutalidad", expresó.

La representante del Ministerio Público aseguró que la víctima no propinó ningún golpe, si bien se observa en el video al hombre con un teléfono en la mano, de lo que se puede presumir que estaba provocando al agente, este no pudo haberle respondido con un golpe físico.

Desde la PMT dicen que agente se defendió

Desde la Dirección de Tránsito de la Municipalidad de Ciudad del Este emitieron un comunicado en el cual refieren que, según el relato del agente, cuando se dirigía a su puesto de trabajo, vio a un conductor manejando un vehículo con una llanta reventada a alta velocidad, poniendo en peligro la integridad de varias personas.

Por ese motivo, resolvió seguir al vehículo desde su móvil particular acompañado de un familiar que lo llevaba al trabajo.

El texto refiere que el incidente se produjo en el sector de la Capilla San Pedro del barrio Santa Ana, cuando supuestamente el conductor en estado de ebriedad bajó de su vehículo y amenazó al agente, intentó golpearlo, razón por la cual el policía municipal se defendió.

"Luego del hecho, el agente salió del lugar para resguardar su integridad debido a que estaba siendo amenazado por algunos presentes. Poco después, se puso a disposición de la Policía Nacional, en la comisaría jurisdiccional", refiere el texto.

Asimismo, el documento indica que la investigación está abierta y una vez recabados todos los elementos, serán adoptadas las medidas correspondientes, informó el periodista de Última Hora Edgar Medina.

Víctima no estaba alcoholizada, dice fiscala

Consultada si la víctima tenía señales de haber consumido bebidas alcohólicas, la fiscala Estela Mary Ramírez respondió que no y explicó que, generalmente, cuando una persona consume alcohol los médicos no pueden suturar la herida ni utilizar anestesia y que los galenos que lo asistieron no hicieron ninguna referencia en ese sentido.

"Me parece que el comunicado de la Municipalidad está faltando a la verdad, dice que él se defendió y en ningún momento se observa que el señor haya propinado golpes", expresó.

Afirmó que la investigación del caso podría variar y que, incluso, en el peor de los casos, se podría hablar de un homicidio, por lo que hay que ver cómo evoluciona la víctima.

La fiscala dijo que la Policía Nacional le comunicó el hecho recién este jueves a las 11.00 y que le pareció llamativo que se tarde casi 24 horas en comunicar un hecho punible, por lo que remitirá a la Comandancia de la Policía Nacional una queja.

El agente de la PMT aún no se presentó ante la Fiscalía. El mismo se expone a una expectativa de pena de hasta 10 años de cárcel.

Dejá tu comentario