Nacionales

Euclides Acevedo y Obdulia Florenciano se reunieron luego de acalorada discusión

El ministro del Interior, Euclides Acevedo, mantuvo en la mañana de este lunes una reunión con Obdulia Florenciano, madre de Edelio Morínigo, suboficial de la Policía Nacional secuestrado hace más de seis años por el autodenominado Ejército del Pueblo Paraguayo (EPP).

El ministro del Interior, Euclides Acevedo, recibió a Obdulia Florenciano en su vivienda en la ciudad de Asunción, en donde compartieron un desayuno, luego de haber mantenido una acalorada discusión telefónica la semana pasada.

A través de su cuenta de Twitter, el ministro compartió una fotografía con la madre de Edelio Morínigo en la cual escribió: "Siempre la concordia es mejor que el desencuentro. Esta mañana compartí una charla afectuosa con Doña Obdulia. Caminaremos juntos por Edelio".

Embed

Doña Obdulia Florenciano contó que luego de haber mantenido una discusión con el secretario de Estado, su secretario privado se comunicó con ella y le dijo que Acevedo quería mantener una reunión con ella.

Manifestó que conversaron mucho y que "errar es de humanos" y que ella necesita de todas las autoridades, por lo que no desea andar en discordia con nadie.

Lea más: Discusión entre Doña Obdulia y Euclides Acevedo genera críticas

"Al final de cuentas mi familia necesita de las autoridades, de la gente civil, de periodistas, de toda persona necesitamos, si es posible no deseo andar mal con nadie, pero cuando no hay respeto algunas veces llegamos a estos casos", expresó en conversación con C9N.

Manifestó que le dijo al ministro Acevedo que deseaba conversar con las autoridades como familia para quedar tranquila.

"Yo tuve la discusión con el ministro, entonces por eso él buscó para conversar y me dijo que toda la gente puede equivocarse y me pidió disculpas", refirió.

Nota relacionada: Obdulia Florenciano realiza crucifixión simbólica para pedir datos de Edelio

Doña Obdulia Florenciano dijo que luego de la discusión estuvo muy mal de salud y que fue a consultar con un médico, quien le pidió que esté más tranquila, por su salud.

Mencionó que no sabe hasta cuándo va seguir "con esta lucha", en busca de noticias de su hijo Edelio Morínigo, quien fue secuestrado por el autodenominado Ejército del Pueblo Paraguayo (EPP) el 5 de julio del 2014.

"Yo no voy a descansar, muchas cosas tengo que seguir haciendo por mi hijo, al lado de él voy a estar en las buenas y en las malas, seguiré luchando, es mi compromiso con él, hasta que Dios diga basta, esa es mi meta", concluyó.

Discusión con el ministro

El 16 de setiembre pasado, Florenciano y el ministro Acevedo tuvieron una fuerte discusión a través de una llamada telefónica.

La discusión se hizo viral en las redes sociales, luego de que algunos periodistas testigos de la conversación publicaran un video del momento.

En el material audiovisual se puede escuchar parte de una conversación entre ambos, que se da íntegramente en el idioma guaraní. Según se infiere de la charla, el ministro del Interior llamó a Obdulia para reprocharle por haber expresado algo que afecta a su imagen.

La madre del suboficial secuestrado, con evidente enojo por el reclamo, acusa al secretario de Estado de maltrato y denuncia que no es la primera vez que "la llama para ser argel".

Ministro asegura que solo fue un reproche

El ministro del Interior, Euclides Acevedo, se defendió de las críticas y aseguró que no maltrató a la mamá de Edelio. “No le amenacé, le reproché”, afirmó en conversación con Monumental 1080 AM.

Señaló que él llamó a Obdulia para reclamarle por reproducir unas supuestas expresiones suyas sin haberle consultado si era así.

Crucifixión simbólica

Ese mismo día, en horas de la tarde, doña Obdulia Florenciano realizó una crucifixión simbólica, frente al al Comando de Operaciones de Defensa Interna (CODI), en la ciudad de Arroyito, Departamento de Concepción.

Florenciano solicitaba una reunión con las autoridades del Gobierno para que le pudieran brindar alguna información sobre su hijo.

El efectivo policial fue llevado el 5 de julio del año 2014 por los miembros del Ejército del Pueblo Paraguayo (EPP), cuando se encontraba en la estancia Macchi Cué, a 100 kilómetros de la ciudad de Concepción, donde compartía con amigos en su día libre.

Le puede interesar: Madre de Edelio: "Recibí la información de que mi hijo está muerto"

Los delincuentes nunca realizaron ningún pedido de dinero por su liberación, pero sí un intento de canje, en el mes de octubre del mismo año, por seis miembros del grupo criminal que se encontraban presos.

La propuesta no fue aceptada por el Gobierno de turno de ese entonces, a cargo de Horacio Cartes, que había asegurado que no negociaría con criminales

Dejá tu comentario