Nacionales

Clan Zacarías suma escaños en Diputados tras permiso de Quintana

La diputada María Rocío Abed de Zacarías, esposa del diputado Justo Zacarías, juró este miércoles para reemplazar a su colega Ulises Quintana, quien se encuentra recluido en la cárcel militar de Viñas Cué.

La diputada suplente por Alto Paraná, Rocío Abed de Zacarías prestó juramento, luego de que la Cámara de Diputados haya aceptado el pedido de permiso del diputado Ulises Quintana.

El legislador colorado está impedido de ejercer sus funciones debido a que está recluido en la prisión militar de Viñas Cué, por lo que se ausentará a las sesiones legislativas por tiempo indefinido y sin goce de sueldo.

Lea más en: Ulises Quintana consigue permiso en Diputados y esquiva destitución

Al momento de su juramento, la diputada estuvo acompañada de su esposo y ahora colega Justo Zacarías. El matrimonio forma parte del clan Zacarías, cuyos parientes se encuentran ubicados en puestos con altos salarios en el Poder Legislativo, Judicial y el Ejecutivo.

Rocio y Justo Zacarías.jpeg
Rocio y Justo Zacarías no sólo compartirán la casa sino también la misma bancada.
Rocio y Justo Zacarías no sólo compartirán la casa sino también la misma bancada.

Además de la pareja, sus hijos se encuentran en cargos públicos. La hija, Natasha Zacarías ingresó a la Itaipú, en octubre de 2017, con un salario de G. 40 millones pero llamativamente ahora en la planilla figura como su ingreso total G. 25.000.000.

Lea más en: Los Zacarías Irún copan cargos en todos los poderes del Estado

La joven es veterinaria, pero cumple trabajos administrativos. Su padre, entonces gobernador de Alto Paraná, sostuvo que no tuvo nada que ver con su designación.

El otro hijo, Alejandro Zacarías, es concejal de Ciudad del Este y tiene un salario de G. 16.000.000, mientras que su tía, Sandra McLeod, es la intendenta de Ciudad del Este, la misma es esposa del senador Javier Zacarías Irún.

Dejá tu comentario