Nacionales

Casado: Repudian inseguridad en el sepelio de víctimas de fatal asalto

La comunidad de Puerto Casado, Departamento de Alto Paraguay, despidió este domingo, en medio de la consternación, a Nicolás Duré y a su hijo Richard, víctimas fatales de un asalto. Los pobladores reclaman seguridad.

A tempranas horas de este domingo (en que se recuerda el Día del Padre) se realizó el sepelio de las víctimas de un asalto que dejó como víctimas fatales a Nicolás Duré y Richard Duré, padre e hijo, en la localidad chaqueña de Puerto Casado.

El atraco había ocurrido el viernes último en horas la noche, en una despensa de la familia de los fallecidos.

Una larga caravana de personas acompañó hasta el cementerio local a los familiares para despedir a las víctimas. Nicolás Duré deja a una viuda y otros tres hijos, mientras que su hijo Richard también deja una familia.

Nota relacionada: Mueren padre e hijo tras asalto en Puerto Casado

En medio del llanto y la desesperación, los allegados lamentaron la forma cruel en que se acabó con la vida de Nicolás y Richard, conocidos en la comunidad como ciudadanos trabajadores, dedicados al comercio y a la pequeña ganadería.

Los sospechosos del asalto, identificados como Richard Ramírez Santos y Fernando Abel Montiel, ambos con antecedentes penales, fueron imputados este sábado por el hecho de punible de homicidio doloso y robo agravado.

Los mismos se exponen a 30 años de cárcel. En torno al caso, todavía prosiguen las investigaciones.

Lea más en: Sospechosos de fatal asalto en Puerto Casado fueron llevados a Concepción

Esta tarde, a las 16.00, se tiene prevista una marcha ciudadana en protesta por la falta de seguridad en la ciudad. Los vecinos quedaron consternados y con temor después de lo ocurrido en una localidad que se caracteriza por su tranquilidad y hospitalidad.

La manifestación está organizada por la ciudadanía autoconvocada para reclamar la escasa dotación policial, con apenas ocho efectivos policiales, la falta de patrulleras y el nulo control en el ingreso de personas extrañas en la ciudad.

Comunicado de la Iglesia

El Vicariato Apostólico del Chaco emitió un extenso comunicado repudiando también el hecho de violencia. Solicitaron a las autoridades nacionales inversión en seguridad para proteger a la ciudadanía.

En el extenso manifiesto, el obispo Gabriel Escobar exigió un mayor control y que se pueda cortar de raíz el tráfico de drogas.

La comunidad salesiana de la parroquia de Puerto Casado también se unió al dolor de los familiares y habitantes por el suceso que enluta a toda una población del Chaco.

Dejá tu comentario