Editorial ÚH

Es inaceptable que la lentitud de la Justicia propicie la impunidad

A pesar de las denuncias y críticas, la Justicia paraguaya no hace frente a la estrategia de los procesados para dilatar sus causas; las chicanas son una suerte de agujero negro que se lleva adentro toda posibilidad de que se haga justicia. Pero esta estrategia sirve solo y particularmente para los que ostentan algún tipo de poder; es el caso de decenas de figuras políticas, autoridades electas y funcionarios públicos que se benefician con una Justicia lenta, que aplica la fuerza de ley solo con los que carecen de recursos. Quien roba mandarinas no recibe un trato igual al que recibe quien es procesado por un caso de corrupción. El artículo 47 de la Constitución Nacional, que garantiza a todos los habitantes de la República la igualdad para el acceso a la Justicia, así como la igualdad ante las leyes, es letra muerta y eso es inaceptable.