Interior

Caos y descontrol en la cabecera del puente internacional San Roque

A la situación del desorden se sumó ayer la protesta de camioneros, que denuncian supuestas irregularidades para el cruce fronterizo. En medio del conflicto imperó la ley del mbarete.

  • Antonio Rolin
  • ITAPÚA

El caos y el descontrol se apoderaron ayer de la cabecera lado paraguayo del puente internacional San Roque González de Santa Cruz. A diario se registran graves desmanes en la fila para cruzar el viaducto internacional.

A las largas filas, excesivas demoras y la serie de denuncias de irregularidades como coimas y adelantamientos indebidos, en la víspera se sumó al caos la protesta de los camioneros. Se manifestaron en el acceso a la Administración Nacional de Navegación y Puertos (ANNP), debido a las supuestas irregularidades que se generan para el cruce. Se quejaron de estar varados por días en las calles y que deben pagar un canon para estacionar en el predio del puerto.

Mientras el descontrol y el caos se enseñorean en inmediaciones del cruce fronterizo, el intendente de Encarnación Luis Yd se desentiende de la problemática que se genera para el cruce, alegando que el ordenamiento en las cercanías del centro de frontera es responsabilidad de la Patrulla Caminera por tratarse de una ruta internacional, y de la Marina, encargada de la seguridad en la zona primaria del viaducto internacional.

Por ello, retiró del lugar a todos los personales de la Policía Municipal de Tránsito (PMT) de la zona primaria del puente Encarnación-Posadas. Mientras, la Patrulla Caminera alegó no contar con suficiente personal para ordenar el tránsito en el sector. Ante la falta de presencia de los organismos de control, los automovilistas no respetan las filas y se meten en cualquier lado, generándose un completo caos, donde prevalece la ley del más mbarete.

SITUACIÓN. Al respecto el intendente, Luis Yd, manifestó que los desmanes en el tránsito son provocados por los propios automovilistas para irrumpir e infringir el orden de la fila de paraguayos, fila de extranjeros y fila de colectivos de cruce internacional y turístico, y taxis.

Agregó que la Policía Municipal de Tránsito siempre está presente desde el inicio de la fila en cualquiera de las avenidas, en las bocacalles, en las rotondas, dónde están 30 de los 110 inspectores, que cubren por turno de 8 horas, todo lo que significa la procesión de vehículos que pretenden transponer el puente San Roque.

“Hemos acordado que seguirán trabajando, pero no en el tramo cerca del Centro de Frontera porque se le adjudicaba a los PMT la responsabilidad de que ellos daban el ok para el adelantamiento de personas que no están en la fila, y que ellos daban el aval para ingresar al Centro de Frontera, eso no es atribución de la PMT, ni de la Municipalidad, por eso hemos acordado con la Patrulla Caminera que iba a estar con el Área Naval dando el orden y la seguridad de todos los automovilistas entre la rotonda San Roque y el Centro de Frontera”.

Por otro lado, ayer se manifestaron los camioneros en el portón de acceso de ANNP, por la difícil situación que atraviesan desde hace mucho tiempo con relación a la excesiva demora para ingresar al recinto de Puertos. “La ciudadanía ya está cansada de nosotros, y nosotros también ya estamos cansados de estar en la calle, de no tener sanitario, de la inseguridad que vivimos”, dijo Gregorio Gowdak, camionero, quién se encuentra en la fila desde el lunes.

Dejá tu comentario