Nacionales

Buscar la pelota y encontrar droga: El trabajo de los canes de la Senad

El trabajo de los canes detectores de la Senad se volvió imprescindible en la detección del tráfico de drogas. Te contamos en qué consiste.

Si bien para ellos es un juego de olfateo y búsqueda de su pelota, a través del adiestramiento, los canes detectores de drogas aprenden a relacionar su juguete con los estupefacientes.

Junto a los guías de canes Víctor Acuña y Adán Acosta de la Secretaría Nacional Antidrogas (Senad), Akira y Eric realizaron una demostración a Telefuturo del trabajo que realizan en las inspecciones de equipaje del Aeropuerto Silvio Pettirossi o de otras operaciones.

Embed

Para iniciar con la búsqueda, los animales son incentivados por sus guías para posteriormente disimular la pérdida de la pelota, y, con ello, el animal inicia el rastreo a su objeto perdido. En caso de estar oculta alguna droga, va a impacientarse y dar aviso de que ahí se encuentra su pelota, aunque en realidad se trata del estupefaciente.

Nota relacionada: Paraguaya relata el infierno que vivió en España al encontrarse droga en su maleta

Víctor Acuña explicó que en el proceso de adiestramiento lo que se hace es que el perro relacione el olor de las drogas con las pelotas, colocándolas juntas en cajas que posteriormente los canes olfatean y buscan hasta encontrar la sustancia y visualizar su juguete.

El agente aclaró que en ningún momento los animales son drogados, y mencionó que el adiestramiento no se puede dar con cualquier perro ya que deben tener características de ser muy juguetones e hiperactivos. Asimismo, el guía detalló que los perros reciben comandos de búsqueda en inglés, holandés y ruso.

También puede leer: ¿Cómo son entrenados los perros antidrogas en Paraguay?

Recientemente, se detectó un esquema de tráfico de drogas que compromete a funcionarios del Aeropuerto Internacional Silvio Pettirossi, quienes estarían valiéndose de sus funciones para introducir drogas en maletas, posterior a los controles pertinentes, para su remisión a Europa.

Una maleta, propiedad de un paraguaya que retornaba a España, fue vulnerada y se introdujeron 23 kilos de cocaína. Mediante un trabajo de inteligencia, los agentes especiales de la Senad alertaron previamente a las autoridades españolas, quienes aguardaron la llegada de la droga y detuvieron a la paraguaya, quien posteriormente fue liberada.

Dejá tu comentario