13 abr. 2024

Australia incluye a los koalas en la lista de animales en peligro

El Gobierno de Australia anunció esta semana que los koalas que habitan en el este del país serán considerados especies en peligro, debido a que sus poblaciones han sido diezmadas por los incendios forestales, las sequías, el cambio climático, la deforestación y enfermedades como la clamidia.

koala-4721677_1920.jpg

El IFAW estimó la muerte de unos 5.000 ejemplares de koalas durante los incendios en Australia.

Foto: Pixabay.

“Hoy elevaré la protección de los koalas en Nueva Gales del Sur, el Territorio de la Capital Australiana y Queensland al incluirlas en la lista de especies en peligro, en lugar de su estatus anterior de vulnerable”, dijo en un comunicado la ministra de Medio Ambiente, Sussan Ley.

La medida no afecta a los otros dos estados con koalas, Australia del Sur y Victoria, cuyas poblaciones de estos animales no se consideran en peligro.

La ministra también indicó que al amparo de la Ley Nacional Ambiental coordinará la próxima semana con los dos gobiernos estatales de Nueva Gales del Sur y Queensland, así como el del Territorio de la Capital Australiana, que incluye a Camberra, un plan de recuperación.

Lea más: Los chimpancés se preocupan por curar las heridas de sus congéneres

El Ejecutivo de Camberra, que busca la reelección en los comicios de este año en Australia, ha destinado unos USD 74 millones locales (USD 53 millones estadounidenses o 46,4 millones de euros) en la protección de los koalas, una causa muy popular en el país.

Según una investigación oficial de 2020, los koalas podrían extinguirse del este de Australia para el 2050 a raíz de la continua destrucción de sus hábitats y los cada vez más frecuentes desastres naturales que azotan la región.

Si bien las cifras oficiales registran 180.000 ejemplares en el este del país, Deb Tabart, de la Fundación Koala, aseguró a la emisora pública local ABC que en realidad quedan entre 50.000 y 80.000 ejemplares en todo el país.

“En 2019, justo después de los incendios forestales, la ministra Ley nos reunió a todos en una mesa redonda y le entregué el atlas del hábitat del koala de toda su área de distribución geográfica, que nos ha llevado 23 años crear”, dijo Tabart.

Este animal autóctono de Australia, que además padece de una clamidia que le puede causar la muerte, ha perdido gran parte de su hábitat en Australia a raíz del desarrollo urbano, agrícola y minero, y también por el cambio climático, así como por la comercialización de sus pieles hasta la década de 1930.

El koala (Phascolarctos cinereus), que en lengua aborigen significa “sin beber” -en alusión a que el 90 por ciento de su hidratación proviene de las hojas de eucalipto que come-, es especialmente sensible a cualquier cambio en el medio ambiente.

El koala, que permanece unas 20 horas al día dormitando o descansando y utiliza las cuatro horas restantes para alimentarse con hojas de varias especies de eucaliptos fue una de las mayores víctimas de los incendios forestales del llamado “Verano Negro” del 2019-2020, que mató a más de 60.000 ejemplares.

Más contenido de esta sección
Bomberos voluntarios rescataron a una serpiente que estaba en una vivienda en Minga Guazú, Departamento de Alto Paraná. El reptil fue liberado en su hábitat nacional.
La ciencia no ha sabido hasta ahora responder claramente si los perros son realmente capaces de entender el significado de las palabras que se les dice, pero una nueva investigación difundida este viernes avanza sobre el tema.
En medio del trabajo de enfriamiento tras el incendio de una vivienda en San Lorenzo, en Central, los bomberos rescataron a Tomy, un pequeño perrito que quedó atrapado en una de las habitaciones de la casa.
Un zoológico de la provincia china de Sichuan (centro) ha anunciado que pondrá a dieta a un leopardo cuyo evidente sobrepeso le había convertido en una de las estrellas del lugar por su parecido con un personaje de la película Zootopia.
Un mykurẽ pytã fue rescatado de una residencia por bomberos voluntarios en Salto del Guairá. Poco después, fue devuelto a su hábitat natural en la reserva de la Itaipú.
Greenpeace hizo un llamado este lunes a los gobiernos del mundo para que conserven las zonas de altamar como dicta un tratado de Naciones Unidas y pidió crear la primera reserva marina protegida junto al archipiélago ecuatoriano de Galápagos.