18 may. 2024

Análisis de Actualidad

Itaipú, puente de la Bioceánica y la biodiversidad

Como parte de las iniciativas para la construcción del futuro Puente de la Bioceánica, financiado por Itaipú Binacional (IB), en la zona del Chaco paraguayo se lleva adelante el plan de gestión ambiental para el cuidado de la biodiversidad. Se tiene por objetivo ejecutar medidas mitigatorias y compensatorias que buscan reducir el impacto negativo de la obra y, al mismo tiempo, potenciar los beneficios positivos, además de hacer cumplir el compromiso con el desarrollo sostenible.

DISTINTAS CAMPAÑAS. Se concretaron varias campañas de medición, cuatro de caudal y siete de calidad de agua. Con ellas se posibilitan el conocimiento del comportamiento del cauce hídrico y la detección de metales pesados, hidrocarburos, micro y macroorganismos, entre otros. A todo eso se suman cinco campañas de monitoreo de la ictiofauna (conjunto de peces de una zona acuática acotada) y macro-invertebrados (invertebrados que se pueden ver a simple vista o bien que son retenidos por una red de malla), mediante las cuales es posible, por ejemplo, identificar taxonómicamente y recolectar los datos biométricos de los peces capturados.

Del mismo modo, los técnicos permanentemente realizan el monitoreo y cuidado de la fauna autóctona. En caso de que se produzca el avistamiento de animales en zona de obra, profesionales capacitados proceden a la captura y translocación de las especies encontradas hacia los sectores circundantes al proyecto, pero libres de intervención, a efectos de garantizar su supervivencia.

PREVENCIÓN DEL IMPACTO AMBIENTAL. El Ing. Alcides Enciso, del Consorcio Prointec, quien se ocupa de la fiscalización de la obra, indicó que es inevitable que se ocasionen efectos adversos en este tipo de emprendimientos. Por ello, se implementan un conjunto de medidas mitigatorias y compensatorias para la prevención de impactos ambientales.

El Ing. Enciso explicó que con relación a la preservación de la fauna del lugar, en el distrito de Carmelo Peralta, el pasado mes de mayo, se implantaron estaciones automatizadas que formarían parte del Sistema de Rastreo de Vida Silvestre Motus, que es una red de investigación de colaboración internacional, con la que se hace posible el rastreo del movimiento de las aves a escala local y regional, cooperando así con la identificación de hábitats prioritarios para la protección de varias especies de las mismas, enfocándose en las migratorias.

Comentó que las actividades de desbroce (quitar la broza y limpiar) fueron ajustadas a lo estrictamente necesario, aplicándose medidas compensatorias por los individuos forestales afectados por el proyecto. Sobre esto señaló que el consorcio se encuentra realizando la entrega de plantines nativos al Municipio de Carmelo Peralta y se han ejecutado campañas de reforestación con la colaboración de la población educativa local.

PROYECTO DEL PUENTE DE LA BIOCEÁNICA. Este puente, que unirá a Paraguay con el Brasil, se ubica entre las ciudades de Carmelo Peralta (Alto Paraguay) y Porto Murtinho (estado de Mato Grosso do Sul), y es financiado por la IB. Tendrá una extensión de 1.294 metros, divididos en tres tramos: dos constituirán los viaductos de acceso en ambas márgenes del río Paraguay y uno corresponderá a la parte atirantada, de 632 metros, con un vano central (espacio libre entre dos pilas o entre dos estribos consecutivos) de 350 metros.

La IB está comprometida con la integración regional mediante el impulso y financiamiento de nuevas obras de infraestructura que generen empleo, ingresos y bienestar social, como lo es el Puente de la Bioceánica, que contribuye con el desarrollo sostenible de toda esa zona. La construcción del emprendimiento está a cargo del consorcio PYBRA (Tecnoedil SA, Paulitec y la constructora Cidade) y es fiscalizada por el consorcio Prointec. De la gerencia de la obra se encarga la UEP-DCyP del Ministerio de Obras Públicas y Comunicaciones (MOPC).

Fuente: https://die.itaipu.gov.py/index.php?secao=noticias_itaipu&q=pt/node/3

Más contenido de esta sección
No se admitirá a homosexuales. Tampoco chicos con aritos ni tatuajes. No se admitirá a jóvenes que solo hablen guaraní o aquellos que visten todo de negro, se pinten el pelo o usen ropa oversize. No se admitirá nenes que usen camiseta rosa o niñas que lleven el pelo corto como varones o usen piercing o cualquier otra “cosa rara” que pueda incidir en el resto del grupo.
Se reactiva un nuevo ciclo escolar, con los mismos arquetipos negativos anuales, toda vez que observamos los datos de aulas en mal estado, infraestructura en general muy deteriorada, falta de inversión edilicia, poca actualización e instrucción del plantel docente, y marco referencial de tire y afloje en torno a la merienda escolar, banalizados en discusiones político-partidarias, especialmente en el Parlamento.