Nacionales

Ajedrez: Denuncian discriminación y amenaza a mujeres atletas

Una ajedrecista denunció que desde la Federación Paraguaya de Ajedrez intentaron frenar una campaña publicitaria que tenía como fin recaudar dinero para que atletas paraguayas participen de las olimpiadas.

Con miedo y mucho dolor, Gabriela Vargas Talavera, ajedrecista profesional, denunció a través de su cuenta de Twitter un caso de discriminación y amedrentamiento hacia el equipo femenino por parte del presidente de la Federación Paraguaya de Ajedrez, Ronald Zarza.

"Tenés que ser caradura para felicitar a la mejor jugadora del Paraguay en las Olimpiadas de Ajedrez, cuando días antes de la competencia amenazaste al equipo femenino. No quise hacer nada durante la competencia para no afectar a mis compañeras, pero ahora es mi turno", comenzó tuiteando Vargas Talavera, para contar en un extenso hilo los problemas que atravesó esta delegación paraguaya.

Jennifer Pérez, una atleta paraguaya, fue la segunda mejor jugadora de la Olimpiada, por los puntos obtenidos durante la competencia. Zarza la felicitó a través de las redes sociales, desatando críticas.

Las atletas fueron invitadas a participar de la Olimpiada de Ajedrez que se celebró este año en Batumi, Georgia.

Los gastos de inscripción y pasajes aéreos fueron cubiertos por la Secretaría Nacional de Deportes, el hospedaje por la organización de la olimpiada, y los gastos de movilidad en el exterior por la Federación.

Sin embargo, para poder participar y representar a Paraguay en este evento, las competidoras necesitaban cubrir otros gastos, como pago a entrenadores, lucro cesante y viático para los 17 días fuera del país.

Zarza les comunicó que la institución no podría cubrir dichos montos, lo que fue comprendido por las ajedrecistas. Sin embargo, ellas no se quedaron con los brazos cruzados y decidieron buscar estos recursos con empresas privadas. Todo lo necesario con tal de representar a Paraguay en la competencia.

ajedrez.jpg
La campaña publicitaria que logró un espacio en varios medios de prensa escrita.
La campaña publicitaria que logró un espacio en varios medios de prensa escrita.

Dos semanas faltaban para la Olimpiada cuando una agencia publicitaria donó una campaña que logró atraer mucha atención de la prensa y, lo más importante, de marcas, que por lo general apoyan más a equipos de fútbol, por la popularidad del deporte.

"Era la primera vez que el equipo femenino buscaba auspicio y lo conseguía", destacó. Las ajedrecistas necesitaban en total la suma de G. 16 millones.

Quisieron frenar la campaña

Gabriela se comunicó vía telefónica con el presidente Zarza y le anunció que harían una campaña para conseguir el auspicio.

Sin obtener retorno, asumieron que no había ningún inconveniente, teniendo en cuenta que en ocasiones anteriores se trabajó con auspiciantes y que, incluso, atletas masculinos reciben apoyo de empresas privadas para costear los entrenamientos y competencias en el exterior.

Embed

Pero cuatro días antes del viaje, el presidente intentó frenar la difusión de la campaña, que ya había obtenido mucha repercusión en distintos medios de comunicación.

Envió un correo electrónico amedrentando a las atletas y advirtiendo que, si no se frenaba la campaña de forma inmediata, abriría sumarios. Esta situación se dio en medio de la concentración que las deportistas debían mantener para la competencia internacional.

Embed

Zarza, en comunicación con Última Hora, confirmó el hecho y lo justificó diciendo que la campaña daba un mensaje erróneo. "Daba a entender que sin el dinero que buscaban recaudar, las chicas no viajaban, cuando los pasajes y el hospedaje ya estaban pagados".

Agregó que los atletas, varones y mujeres, conocen la realidad del ajedrez en nuestro país, y que son los deportistas quienes deben pagar a sus entrenadores. En el caso de lucro cesante, dijo que podían haberlo resuelto si solicitaban vacaciones en sus puestos de trabajo.

Vargas, por su parte, comentó que, como tiene una academia y también imparte clases en varias instituciones, debe cubrir su puesto, y para eso pagar a una persona que cubra las clases en su reemplazo.

El viaje

Llegó el día en que tenían que partir. Las ajedrecistas lograron recaudar G. 6.700.000. Como parte del compromiso asumido con las marcas que apostaron por ellas, posaron en el aeropuerto mostrando la remera con los logos de sus auspiciantes, pero sin ponérselas.

Esto causó el enojo de Zarza, quien decidió enviar un correo cuando sus compañeras ya estaban en el exterior, informando que no tenían autorización de la federación para mencionar a las empresas privadas.

“En ningún momento nos dijeron que necesitábamos autorización para los sponsors. Es más, creo que no hicimos nada malo", lamentó Vargas y denunció que las mujeres hicieron el trabajo que en realidad le correspondía a la institución.

Además de practicar para las olimpiadas, tuvieron que ingeniarse para recaudar dinero que no tenían para los gastos extras que se necesitan para un torneo internacional.

Gabriela fue la única del equipo que no viajó, porque debía cuidar de su madre enferma. Pero, con el temor a cuestas, indicó: "Atiendan esto, el equipo femenino estaba viajando para representar al país en un evento mundial y viajó bajo amenaza de sumario!! Decime qué deportista va a rendir 100% así? No se imaginan el miedo que sintieron mis compañeras cuando llegaron allá y vieron el mail".

Agregó que Zarza firmó el correo señalando: "Les pido por última vez que no desafíen a la paciencia de esta Federación. Aún así les subrayo que nuestro principal interés es el resultado deportivo de ustedes".

Vargas lamentó el tono de la misiva y prosiguió: "Quieren que les cuente más? Mis compañeras no se quitaron ni una foto con la remera con los logos de los auspiciantes por miedo al sumario. Trataron de jugar todo el torneo (11 días) con dos remeras oficiales. Al final fue imposible, porque no hay remera que aguante tantos días".

Finalizó su hilo en Twitter señalando: "¡Contra viento y marea, seguimos en la lucha!".

Discriminación

Gabriela lamentó que, de forma casi tradicional, existen diferencias entre mujeres y varones en este deporte. Un claro ejemplo se da en “el campeonato nacional femenino, que no tiene premios en efectivo, pero la semi y la final del campeonato de varones tiene. Las mujeres ganan trofeos, y los hombres trofeo y dinero en efectivo”, criticó.

Zarza la contradijo y aseguró que los premios en efectivo se dan solo en campeonatos absolutos, donde participan varones y mujeres, y que los campeonatos netamente masculinos no existen, pero sí los femeninos.

Lea también: El jaque de las reinas

Tomando como ejemplo la realidad de otras de mujeres de la región, las deportistas decidieron consolidarse y formaron el Club Ajefem (Ajedrez Femenino), de modo a formar parte de la elección de autoridades en la Federación.

La intención es atraer a las mujeres a destacarse en un deporte que, por siglos, fue visto como exclusivo para varones.

Dejá tu comentario