21 de agosto
Lunes
Despejado
22°
Martes
Despejado
19°
26°
Miércoles
Despejado
23°
33°
Jueves
Parcialmente nublado
23°
35°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Sucesos
jueves 20 de abril de 2017, 01:00

Miembros de cooperativa niegan malversación y acusan a Senavitat

Los socios y responsables de Covitava señalaron que no malversaron fondos y piden que la Senavitat reembolse el dinero para culminar las obras. Desde el ente estatal aseguran que no hay pagos pendientes.

Un grupo de socios y representantes de la Cooperativa de Vivienda por Ayuda Mutua Tava Rory Ltda. (Covitava), aseguraron que ellos no cometieron ningún fraude en la construcción parcial de 35 viviendas ubicadas en el barrio San Antonio, de la ciudad de Limpio.

Édgar Gamarra, Catalina Claver, Eugenia Vergara Villalba, Fernando Gaona, Griselda Duré, Silvio Villalba, Aldo Pereira y Bernardo Pereira, se acercaron a la redacción de ÚH y señalaron que el grupo de la denunciante, Josefa Vázquez, "miente y que es la Senavitat la que no desembolsó el dinero para culminar con las obras".

Refirieron que ellos no utilizaron los recursos para beneficios propios y explicaron que para la realización de las primeras 40 casas recibieron el dinero y que no hubo inconvenientes, ya que las viviendas fueron entregadas.

Sin embargo, la segunda parte no culminó y eso afecta a 35 casas que quedaron a medias, explicó Eugenia Vergara. El proyecto para la edificación de las casas prevía un total de G. 3.634.648.674.

Vergara explicó que esperaron mucho a la Senavitat "pero pasó el tiempo y al no terminarse las obras, subieron los costos de los materiales de construcción y la mano de obra", trasladando culpa por el caso a la Senavitat.

respuesta. Sin embargo, Adolfo Sauer, de la entidad estatal, comunicó que los pagos se hicieron en su totalidad y que se hicieron en dos partes. El 10 de diciembre del 2013, entregaron G. 1.792.000.000 y luego el 21 de enero depositaron la suma de G. 1.842.000.000.

Según señaló Sauer no hay deudas pendientes con la cooperativa, "ya que ellos cumplieron con su parte". Además, refieren que cuando el proyecto fue aceptado por los cooperativistas, aceptaron las reglas para el crédito y que las casas debían ser construidas con el monto estipulado.

El representante de la Senavitat comentó a demás que el caso ya fue investigado, incluso por el Instituto Nacional de Cooperativismo (Incoop), que ordenó la liquidación de la cooperativa por sus pérdidas.

Agregó que existen documentaciones que pueden demostrar el avance de la investigación.