30 de abril
Domingo
Muy nublado
17°
24°
Lunes
Parcialmente nublado con chubascos
18°
24°
Martes
Mayormente despejado
19°
27°
Miércoles
Nublado con chubascos
19°
27°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
martes 20 de diciembre de 2016, 11:46

Llano admite que fue un error destituir a Fernando Lugo

Por primera vez, el senador liberal Blas Llano admite que fue un error destituir a Fernando Lugo en el 2012 tras un juicio político. Ahora apela a la tolerancia y comprensión para "aprender de los errores" y derrotar nuevamente como alianza al Partido Colorado en las elecciones del 2018.

Llano, quien forma parte de las negociaciones para que a través de la enmienda constitucional los ex presidentes puedan aspirar a otro mandato, recordó que en el 2008 inició un proceso muy profundo con la derrota del Partido Colorado, luego de más de 60 años de hegemonía.

Para el senador, hubo avances y retrocesos en ese periodo, que solo podrá superarse con tiempo, tolerancia, comprensión y prudencia.

En junio de 2012 fue uno de los 76 parlamentarios que votó "por la condena" de Fernando Lugo, cuyo juicio político se ejecutó tras el caso Curuguaty.

Pero a cuatro años de la destitución del ex obispo, consultado sobre si considera que fue un error aquella estrategia para que un liberal asuma la presidencia contestó: "Desde el punto de vista de la profundización del proceso, sí".

Lea más: Fernando Lugo es destituido por el Congreso

Ahora trabaja nuevamente con Lugo, porque cree que es la única opción para ganar al cartismo en el 2018. Ambos ya conversaron sobre las asperezas que quedaron tras la traición de los liberales y, según Llano, ya dieron vuelta la página "para apuntar al futuro". La presencia del primero en un encuentro de llanistas es prueba de ello.

Reconoce que con la alianza anterior las cosas se precipitaron, pero refiere que "hay que aprender de los errores. Lamentablemente se cometen, es de humanos equivocarse".

Sobre el presidente de su partido, Efraín Alegre, dijo que no solo es incapaz de aglutinar a la oposición, sino que desató una feroz persecución dentro de su propia agrupación contra los correligionarios que acompañan la enmienda. Para Llano, esto solo demuestra su poca capacidad de liderazgo y de construir consenso.

"Lugo es una persona que indudablemente tiene el apoyo y acompañamiento de un sector muy importante de la población paraguaya, independientemente que nos guste o que no nos guste", insistió para justificar su cambio de posición respecto a la figura del ex mandatario, ya que considera que sin él sería "prácticamente imposible" ganar al Partido Colorado en las próximas elecciones.

Mencionó que desconoce cuándo se presentará el nuevo proyecto de enmienda, tras dos fracasos en el Senado y la Cámara de Diputados, pero descarta que haya alguna novedad en este diciembre. Al igual que otros legisladores, sostiene que hay tiempo para tratarlo en el Congreso hasta marzo del 2017, para que el Tribunal Superior de Justicia Electoral (TSJE) llame a referéndum antes de las internas de los partidos.

APARECEN EN ESTA NOTA