25 de septiembre
Viernes
Parcialmente nublado con chubascos
17°
21°
Sábado
Chubascos
17°
25°
Domingo
Parcialmente nublado
21°
31°
Lunes
Parcialmente nublado
19°
31°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Mundo
jueves 13 de julio de 2017, 17:45

Incidentes durante desalojo de campamento en planta de PepsiCo en Argentina

Autoridades policiales y trabajadores despedidos de la fábrica que la estadounidense PepsiCo Snacks cerró recientemente en Argentina protagonizaron este jueves incidentes durante el desalojo de un campamento sindical frente a la planta de la empresa en la provincia de Buenos Aires.
EFE

En la mañana de este jueves 300 uniformados de Gendarmería e Infantería trataron de dispersar al centenar de trabajadores que se concentran desde hace dos semanas a las puertas y en la recepción de la fábrica, ubicada en la localidad bonaerense de Vicente López, confirmaron a Efe fuentes policiales.

Los manifestantes y algunos periodistas denunciaron golpes y ataques con balas de goma por parte de las autoridades durante el operativo, tras el que quedaron detenidas diez personas, revelaron a Efe desde la comisión sindical interna de la planta.

La entidad aseguró que, aunque ya se controló la situación, el ambiente continúa "tenso", ya que la Policía todavía está apostada frente a la fábrica y los trabajadores van a realizar una reunión para tratar de encontrar una solución al conflicto.

El fiscal que solicitó el desalojo, Gastón Larramendi, señaló a la agencia estatal Télam que el campamentos supuso una "usurpación ilegal" y dijo que había "riesgo ambiental" por los tanques de aceite y combustible en el interior de la fábrica.

El pasado 20 de junio y mediante un cartel en la puerta de la fábrica, los 600 empleados de PepsiCo Snacks en la localidad bonaerense de Vicente López se enteraron de que no volverían a sus puestos.

El cierre fue "preanunciado" por la empresa, que, desde que compró otra planta en Mar del Plata (a 400 kilómetros de la capital argentina), había trasladado allí la mayor parte de su producción.

Desde la comisión interna señalaron a Efe que los despedidos piden que la fábrica abra sus puertas porque el cierre es "completamente ilegal" y revelaron que ya han presentado una denuncia ante la Justicia para que sea revocado.

En ese sentido, reclaman a PepsiCo Snacks que les devuelvan sus puestos de trabajo y al Gobierno de Mauricio Macri que "se haga cargo de esta brutalidad".

Por su parte, la ministra de Desarrollo Social, Carolina Stanley, afirmó hoy en declaraciones a la prensa que el Estado "está trabajando" para que el conflicto se resuelva "de la mejor manera".