7 de diciembre
Miércoles
Poco nublado con tormentas
23°
30°
Jueves
Lluvioso
21°
27°
Viernes
Lluvioso
21°
26°
Sábado
Mayormente nublado
19°
29°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Sucesos
martes 4 de octubre de 2016, 01:00

Con juicios breves y accesibles se puede cambiar el nombre o apellido

Con un simple trámite o gestión una persona puede cambiar su nombre. Tienen prioridades las personas cuyo nombre produce burla o el uso indebido de su nombre lo perjudica. Se hace a través de juicios.

Por Marcia Martínez

@marcia_maidana

Si el nombre que tiene una persona es motivo de burlas, afecta la moral o el uso indebido le perjudica, puede cambiarlo a través de un juicio abreviado y accesible.

Antes hay que señalar que el artículo 42 del Código Civil refiere: "Toda persona tiene derecho a un nombre y apellido que deben ser inscriptos en el Registro del Estado Civil. Solo el juez podrá autorizar, por justa causa, que se introduzcan cambios o adiciones en el nombre y apellido".

El juicio dura tres meses aproximadamente, explicó la abogada y viceministra de Política Criminal, Cecilia Pérez; y no solo puede cambiar o agregar otro nombre la persona recurrente, también tiene la posibilidad de corregir el apellido, pero en este caso se debe justificar correctamente. Incluso hay que demostrar que no posee una deuda económica.

Por otra parte, la camarista Rosa Yambay, responsable de la Coordinadora de Magistrados de la Niñez y la Adolescencia, expresó que se hace la rectificación de nombre de un niño, niña o adolescente cuando el padre quiere reconocerle. Esto se da cuando el menor ya fue inscrito por la madre y el padre busca brindarle su apellido.

En caso de que ocurra la misma situación, pero ya se hable de un adulto, se hace con el Juzgado en lo Civil.

Filiación. La magistrada también manifestó que en caso de que la madre o el padre busque sacar el apellido de la criatura se debe hacer un juicio por desconocimiento de filiación.

Esto generalmente ocurre cuando el progenitor se entera que realmente no es el padre biológico del niño o también cuando la madre se divorcia y ya no quiere que su hijo siga ostentando el apellido de su ex pareja, mencionó Yambay.

Raros y santoral. El nombre más extravagante de Paraguay y que se convirtió en una leyenda es Por Fin Bienvenido Carajo. Su padre le había elegido ese nombre ya que deseaba tener un hijo varón, sin embargo, el destino decidió hacerlo esperar, ya que tuvo siete hijas, a las que decidió llamar Victorina, Genara, Lidia, Tomasa, Siga y Avanti, Paciencia Contra el Destino y Nair Lucía. Para Por Fin, su nombre fue un calvario, a tal punto que decidió cambiarlo por otro menos conflictivo, como Agustín. Aunque comentó que también era conocido en todo el país y –al final– se quedó con Bienvenido Agustín.

Hace 50 años los nombres también salían del santoral. Tal es el caso de María Selva Asunción, que lo lleva porque nació en el día de la Virgen de la Asunción, o sea, el 15 de agosto.

Estos últimos están registrados en el libro Sin tocayos, del publicista Daniel Nasta.