20 de agosto
Domingo
Parcialmente nublado con chubascos
21°
Lunes
Parcialmente nublado
21°
Martes
Despejado
17°
25°
Miércoles
Despejado
22°
33°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
miércoles 5 de abril de 2017, 21:18

Comisario Paredes Palma, delatado por su reloj

El jefe de Investigación de Delitos, Tomás Paredes Palma, según la versión oficial, llegó a la sede del PLRA 20 minutos después del asesinato de Quintana. Sin embargo, nuevas imágenes de la noche del crimen lo muestran dentro de la sede partidaria.

El reloj fue lo que delató a Paredes Palma tras darse a conocer las imágenes de las cámaras de ABC TV y otras del circuito cerrado del PLRA.

Al jefe policial se lo ve en el garaje de la sede del partido político dando órdenes a los agentes de seguridad.

Tras ser enfrentado en vivo a través de Telefuturo por el propio presidente del PLRA, Efraín Alegre, el comisario confirmó que estuvo en el lugar, pero que ingresó solo al escuchar pedidos de auxilio que provenían desde dentro de la propiedad privada.

Sin embargo, las imágenes muestran que el temor de los liberales se debía a la violencia sin causa aparente de los uniformados que ingresaron abruptamente a una propiedad privada y sin orden judicial.

El comisario estuvo acompañado por otros agentes del Departamento de Investigación de Delitos, todos de civil y portando armas de fuego.

Embed

Incluso obligaron a ir cuerpo a tierra al diputado liberal Eusebio Alvarenga y a Cristian González, abogado apoderado de los azules.

Algunos de los que acompañaron a Paredes Palma fueron el jefe de Robos y Hurtos, Abelardo Acosta, y Sergio Servián, quien portaba un revólver escondido en la cintura.

Los mismos recibían órdenes de Paredes Palma, a quien se puede identificar en las imágenes gracias al reloj y el anillo de matrimonio. Después de darse a conocer estas imágenes, tuvo que admitir su participación.

De igual manera, negó ser él quien dio la orden de ingresar al local partidario y mucho menos quien mandó a los suboficiales a disparar contra las personas que estaban allí. Resultado de este operativo irregular fue la muerte del joven liberal Rodrigo Quintana.

Tampoco supo explicar, tras las preguntas del presidente de los liberales, Efraín Alegre, con qué orden judicial ingresaron al lugar. "Es mi procedimiento", fue lo único que logró explicar.

APARECEN EN ESTA NOTA