25 feb. 2024

Una sola imputación revela inacción fiscal en lucha al tráfico de armas

Desde hace cinco años se cuenta con la única división especializada de la Fiscalía que lleva todos los casos sobre trasgresión de armas. Este año sumaron 22 denuncias y hay una sola imputación.

UHPOL20231204-008a,ph01_1047_48501206.jpg

Incautaciones. Armas, municiones y partes se encuentran en largos procesos abiertos ante el Ministerio Público.

Una sola imputación y más de 20 denuncias en lo que va del 2023. Hay un registro de 26.000 armas incautadas con procesos abiertos.

Estos son los números en la lucha contra las transgresiones de la Ley de Armas en el Paraguay. Las cifras en cuanto a condenas son ínfimas; en tanto que la creación de una unidad especializada de la Fiscalía también es reciente y cursa sus primeros cinco años.

Es la única encargada de investigar los casos de trasgresión a la Ley de Armas.

Fue creada hace cinco años ante la necesidad de contar con agentes capacitados en esta área específica. En lo que va del año cuenta con unas 20 denuncias sobre tráfico de armas, computadas hasta setiembre.

La mayoría está relacionada con presuntas irregularidades en la comercialización dentro del territorio paraguayo. Solo en esta unidad a cargo del fiscal Alejandro Cardozo se encuentran en los depósitos 1.753 armamentos, entre pistolas, municiones y piezas.

Los casos ante la Fiscalía están relacionados con las verificaciones de la Dirección de Material Bélico (Dimabel), que identificó la desaparición de unas 17.369 armas.

“La mayoría de las denuncias se inician a consecuencia de los procesos de verificación y control realizados por la Dimabel en las distintas casas comerciales que, según el Sistema Integrado, tienen que tener un stock de cantidades determinadas de armas que han adquirido de importadores y, como te digo, la mayoría de las denuncias están motivadas por faltantes de esas armas en los depósitos de estas casas comerciales y es lo que estamos investigando”, dijo el fiscal Alejandro Cardozo.

UHPOL20231204-008a,ph02_4090_48501281.jpg

Alejandro Cardozo, fiscal.

Se suma además la imputación de un propietario de un local de ventas donde se registró la desaparición de 3.914 armas, en el Departamento de Amambay.

“En el mes de junio de este año ingresó una denuncia por faltante de 3.500 aproximadamente en una casa comercial de Pedro Juan Caballero; hemos colectado, solicitado las documentaciones pertinentes, para poder determinar la trazabilidad de esas armas, cómo ingresaron, cómo fueron transportadas hasta ese lugar, posteriormente realizamos allanamientos en esa ciudad y constatamos que ninguna de esas armas ya estaba en el depósito de la casa comercial en donde debían estar, por lo que creímos oportuno formular imputación contra esta persona. El proceso está en plena marcha”, agregó Cardozo.

En cuanto a las condenas, hay un registro de 22 durante este año; y otras 23 en el 2022.

DE PARAGUAY AL BRASIL. Algunas de las armas desaparecidas en Pedro Juan Caballero de la casa comercial ya cayeron en el Brasil.

“Unas 16 armas de ese lote ya han caído en territorio brasileño y vamos a profundizar eso en el Ministerio Público, a través del Ministerio de Asuntos Internacionales, con una cooperación internacional, de modo a determinar si esas armas cayeron en un proceso de contrabando; es decir, cuando estaban siendo trasladadas específicamente. O ya en la comisión de un hecho punible como asaltos, robos u homicidios, en la República Federativa del Brasil”, remarcó Cardozo.

UN ARSENAL SIN CONEXIÓN. Las armas incautadas en distintos procedimientos, tanto ligadas a organizaciones criminales, narcotráfico y en la comisión de hechos punibles, se encuentran en los depósitos de la fiscalía en la Dirección de Material Bélico.

En total son unos 26.000 armamentos que corresponden a incautaciones que forman parte de un proceso penal abierto, que están resguardados en la Dimabel.

Al respecto, Juan Morel, subjefe del departamento de Investigaciones de la Policía Nacional, explica que la mayoría son armas de allanamientos. En cuanto al procedimiento, estas van a resguardo de la Fiscalía. “Las armas son incautadas en allanamientos, ya sea en aprehensión y detenciones. Estas son llevadas a la Fiscalía, posteriormente por pedido de los investigadores a Criminalística para el estudio técnico, un análisis profundo de las armas que permite ver si fueron utilizadas en hechos punibles”. En este sentido, Morel explicó que se cuenta con el sistema IBIS, un comparador balístico integrado, que utiliza softwares y equipos macroscópicos, para la comparación de características o improntas dejadas por disparos de armas de fuego en balas y vainillas.

UHPOL20231204-008a,ph03_3895_48501299.jpg

Juan Morel, subjefe de Investigaciones.

Datos sobre las 17.000 armas desaparecidas en investigación

En enero de este año, se encontró un importante cargamento cuyo último comprador sería la casa Santa Rosa de Lima, de Sajonia de Asunción. La casa cerró sin dejar rastro. En su inventario esta contaba con 1.833 armas. Entre las casas que están cerradas y con armas desaparecidas se encuentra El Dorado en San Antonio con 2.030 armas con rastro. En el lugar se halla una cadena de ropas a bajo precio. En Asunción, San Blas Caza y Pesca con 1.928 armas. En Capiatá, Hobby Caza y Pesca con 769 armas, en la dirección se encontraría un baldío. RC Comercial de Ciudad del Este con 347 sin rastro.

UHPOL20231204-008b,ph01_23417_48502662.jpg

Desapareció. Local en San Antonio con un inventario de 2.030 armas sería uno de ventas de prendas.

En total son 22 las casas que, tras ser habilitadas por la Dirección de Material Bélico (Dimabel) y realizar las compras legales, no justificaron su movimiento de stock, con lo que sumaron las 17.369 armas que pasaron al mercado ilegal. Los datos obran ante fiscalía donde uno de los casos relacionados cuenta con una imputación y en proceso de investigación.

Más contenido de esta sección
Luego de mucho tiempo, el ex senador vuelve a aparecer en la escena política tras los últimos escándalos. Beto Ovelar confesó que Galaverna apoyó la destitución de Kattya González.
Acción equivocada. La destitución de Kattya, por parte del Senado, fue “un tiro en el pie”.

Alimentación escolar. Está de acuerdo con proyecto porque municipios “dilapidan” recursos.

Peña. Cartes es su mentor, pero él es el presidente. Necesita ser más firme.

Mesa directiva. Aún hay mucha tela por cortar y espera que alguna vez una mujer dirija el Congreso.