Nacionales

Titular de ANDE espera un acuerdo estrictamente técnico sobre Itaipú

Tras el inicio de las nuevas negociaciones para la compra de potencia de la Itaipú, el presidente de la Administración Nacional de Electricidad (ANDE), Luis Villordo, dijo este miércoles que espera que las conversaciones sean estrictamente técnicas a fin de llegar a un acuerdo entre Paraguay y Brasil.

La compañía brasileña Eletrobras y la ANDE reanudaron el diálogo para encontrar un acuerdo en la contratación de potencia de Itaipú, tras el escándalo que se desató por la firma secreta de un acta bilateral.

“La reunión del lunes fue muy cordial y la base de esta nueva negociación es el acuerdo del 2007, en ese camino estamos”, expresó el titular de la ANDE en comunicación con radio Monumental 1080 AM.

Villordo aseguró que todos los detalles del acuerdo fueron elevados a la instancia técnica correspondiente, donde se deberá determinar la compra de potencia para ambos países en lo que resta del 2019 y para el próximo 2020.

“Vamos a discutir todo el tiempo que sea necesario para que la negociación permanezca en el ambiente técnico”, sostuvo.

Lea más: ANDE y Eletrobras reinician hoy las negociaciones, tras el acta secreta

Por otra parte, el presidente de la empresa estatal indicó que, a su criterio, el Tratado de Itaipú no permite que Paraguay pueda vender la energía que no utiliza a otros mercados, por lo que no se prevé incorporar ningún apartado que tenga que ver con ello.

Este lunes se inició la nueva ronda de negociaciones entre la ANDE y Eletrobras para establecer los niveles de contratación de potencia, tras la crisis que generó el acuerdo secreto firmado el 24 de mayo pasado.

Villordo mantuvo en reserva aún la postura de la ANDE, pero hace unos días mencionó que la posibilidad de fijar un plazo de contratación hasta el 2022, como querían los brasileños meses atrás, ya no sería posible.

Hasta el momento, solo se abocarán en fijar las potencias para el 2019 y el 2020.

ANDE y Eletrobras.png

La polémica acta bilateral, que se firmó en un primer momento, fue blanco de críticas y finalmente fue anulado, debido a que, según los técnicos paraguayos, se pactaron condiciones que generaban un sobrecosto de USD 250 millones para la Administración Nacional de Electricidad (ANDE).

La Fiscalía lleva adelante una pesquisa sobre el acta firmada en mayo, mientras que el Congreso Nacional conformó una Comisión Bicameral para investigar el acuerdo y llegar a sus responsables.

Dejá tu comentario