Suspenden juicio oral para caseros de oro de Tomás Rivas

A pedido de una de las defensas, el Tribunal de Sentencia decidió suspender el juicio oral y público para los tres caseros del diputado Tomás Rivas, que debía iniciar este viernes en el Palacio de Justicia, en Asunción.

La suspensión del juzgamiento se dio debido a que el abogado Jorge Bogarín, quien también defiende a Tomás Rivas, tomó la representación de uno de los procesados, Lucio Romero, informó el periodista Raúl Ramírez.

Bogarín explicó a los miembros del Tribunal de Sentencia que aunque se trate de la misma causa, necesita interiorizarse en el caso particular de Romero.

Así, el cuerpo colegiado, integrado por Carlos Hermosilla, Fabián Escobar y Wilfrido Peralta, decidió suspender el juicio.

Relacionado: Hoy empieza juicio oral y público a tres caseros del diputado Rivas

El tribunal deberá fijar una nueva fecha para el juicio oral en el caso de los conocidos como caseros de oro, quienes figuraban como funcionarios en el Congreso, pero realmente trabajaban como empleados de Rivas.

Los acusados son Reinaldo Chaparro, Lucio Romero y Nery Franco. El primero era el casero de la casa de Tomás Rivas en Lambaré, el segundo era encargado de una estancia familiar del legislador en Paraguarí y el tercero era empleado de un comercio del mismo en el centro de Ybycuí.

El representante del Ministerio Público, Luis Piñánez, explicó a NPY que a partir de ahora se podrán realizar los trámites para que, de elevar a juicio el caso de Tomás Rivas, la causa sea unificada en un mismo juzgamiento.

Rivas debe presentarse el próximo lunes a una audiencia en la que se deberá definir si la causa se eleva o no a juicio.

Lea todo sobre Tomás Rivas y el caso de los Caseros de Oro.

La investigación

El caso saltó a la luz gracias a una investigación de Última Hora. Luego se dieron las pesquisas de la Fiscalía, que cuenta con el registro de la ubicación de las llamadas entrantes y salientes de las líneas que Chaparro, Romero y Franco declararon como suyas ante la Dirección de Recursos Humanos de Diputados.

El registro señala que entre julio de 2016 y marzo de 2017 ninguno de ellos estuvo ni siquiera en la zona cercana al Congreso en los días de sesiones ordinarias y extraordinarias en las que sí participó Rivas como miembro de la Cámara Baja.

No obstante, en este mismo periodo los tres supuestos funcionarios firmaron las planillas de asistencia, las cuales según informó la Dirección de Recursos Humanos de la Cámara, estaban a cargo del propio Rivas y este debía refrendarlas con su firma y entregarlas cada mes.

Dejá tu comentario