Política

Hoy empieza juicio oral y público a tres caseros del diputado Rivas

En la mañana de este viernes se iniciará el juicio oral y público a los tres caseros del diputado Tomás Rivas, que figuraban como funcionarios a su cargo en el Congreso, pero que en realidad trabajaban exclusivamente como empleados en propiedades de su familia.

A las 8.30 de este viernes inicia el juicio oral y público a los tres caseros de oro del diputado Tomás Rivas. Los mismos figuraban como funcionarios a su cargo en el Congreso, pero realmente trabajaban como empleados en propiedades de su familia.

El Tribunal de Sentencia estará conformado por Carlos Hermosilla, Fabián Escobar y Wilfrido Peralta. Los acusados son Reinaldo Chaparro, Lucio Romero y Nery Franco. El primero era el casero de la casa en Lambaré, de Rivas, el segundo era encargado de una estancia familiar del legislador en el Departamento de Paraguarí y el tercero era empleado de un comercio de Rivas en el centro de Ybycuí.

El fiscal anticorrupción Luis Piñánez sostuvo en su acusación que todos ellos cometieron los delitos de estafa y cobro indebido de honorarios. En la misma causa está procesado el propio diputado Rivas. El proceso está desfasado en su caso debido a que la Cámara Baja tardó más de un año en desaforarlo luego de su imputación.

Nota relacionada:Juzgado levanta declaración de rebeldía de Tomás Rivas

El parlamentario colorado de Paraguarí deberá comparecer el lunes ante el juez penal de Garantías Raúl Florentín para su audiencia preliminar. En la diligencia, el magistrado decidirá si el legislador cartista enfrentará o no un juicio oral, como pidió el Ministerio Público. Rivas también está acusado de estafa y cobro indebido de honorarios.

Hasta ahora no hay motivos para que el juicio de hoy se suspenda, indicaron fuentes judiciales.

La investigación

Una de las principales pruebas de la Fiscalía es el registro de la ubicación de las llamadas entrantes y salientes de las líneas de teléfonos celulares que Chaparro, Romero y Franco declararon como suyas ante la Dirección de Recursos Humanos de Diputados.

El registro señala que entre julio de 2016 y marzo de 2017 ninguno de ellos estuvo ni siquiera en la zona cercana al Congreso en los días de sesiones ordinarias y extraordinarias en las que sí participó Rivas como miembro de la Cámara de Diputados.

No obstante, en este mismo periodo los tres supuestos funcionarios firmaron planillas de asistencia a la Cámara Baja. Estas planillas, según informó la Dirección de Recursos Humanos de la Cámara, estaban a cargo del propio Rivas y este debía refrendarlas con su firma y entregarlas cada mes.

Todo sobre: Tomás Rivas y el caso Caseros de Oro

Sobre el punto, la acusación del Ministerio Público incluye una pericia documentológica sobre estos papeles. De acuerdo al escrito fiscal, la pericia determinó que las letras de las personas “que graficaron” las horas de entrada y salida de los acusados en las planillas no coinciden con las letras de los acusados. “Lo que da como conclusión que fueron realizadas por distintas personas y no por quien debía lógicamente estampar la hora de entrada y salida, que eran los acusados”, afirma la Fiscalía.

Los antecedentes señalan que Franco contaba con un sueldo mensual de G. 3 millones; Chaparro con uno de G. 2 millones y Romero también ganaba G. 2 millones.

“Se prueba con el informe de Bancard que incluso las extracciones de dinero realizadas por los acusados, en días laborales, se hicieron en la zona de Paraguarí, información coincidente con el informe de las antenas de los celulares utilizados por los acusados, que señalan que en esos días se encontraban en esa zona del país y no en Asunción”, dice la acusación.

Por su parte, el diputado Rivas asegura que es inocente y que los otros tres imputados sí cumplían funciones como funcionarios a su cargo en la Cámara Baja.

En ese sentido, el abogado defensor del legislador, Jorge Bogarín, afirmó ante la prensa que en la audiencia preliminar podrán desacreditar falacias que se están mencionando en torno a su caso.

Dejá tu comentario