Editorial ÚH

Es inaceptable que la lentitud de la Justicia propicie la impunidad

A pesar de las denuncias y críticas, la Justicia paraguaya no hace frente a la estrategia de los procesados para dilatar sus causas; las chicanas son una suerte de agujero negro que se lleva adentro toda posibilidad de que se haga justicia. Pero esta estrategia sirve solo y particularmente para los que ostentan algún tipo de poder; es el caso de decenas de figuras políticas, autoridades electas y funcionarios públicos que se benefician con una Justicia lenta, que aplica la fuerza de ley solo con los que carecen de recursos. Quien roba mandarinas no recibe un trato igual al que recibe quien es procesado por un caso de corrupción. El artículo 47 de la Constitución Nacional, que garantiza a todos los habitantes de la República la igualdad para el acceso a la Justicia, así como la igualdad ante las leyes, es letra muerta y eso es inaceptable.

Editorial ÚH

Celebremos la Navidad pidiendo más Justicia y menos impunidad

Esta será una Navidad distinta, diferente a la que vivimos el pasado año pero igualmente particular. Por un lado, el país podrá celebrar con reuniones familiares y aunque no estarán todos, hay motivos para tener esperanza. Por el otro, hay una sensación agridulce respecto a uno de los grandes temas del país: la lucha contra la corrupción. La Justicia logró históricos fallos contra el clan González Daher, y aunque será difícil compensar a las cientos de víctimas es un avance importante. Sin embargo, los diputados colorados salvaron al gobernador cartista Hugo Javier González de la intervención de la Gobernación de Central. El mismo día el Tribunal de Sentencia extinguió el caso del diputado colorado Tomás Rivas, sobreseyéndole del caso "Caseros de oro". Pese a todo, hay que persistir en la certidumbre de que es posible construir un país mejor, con menos impunidad.