Nacionales

Si impunidad se mantiene, sicariato puede convertirse en método de resolución de conflicto entre civiles

Ante los últimos asesinatos por sicariato, el criminólogo Juan Martens señala que este modus operandi va en aumento debido a la impunidad. No descarta que este tipo de hechos vaya en aumento en Asunción y Central.

Juan Martens, abogado y doctor en criminología, mencionó en una entrevista en el programa La Lupa, emitido por Telefuturo, que el crimen por sicariato es una tendencia que va en aumento y alertó que podrían empezar a resolverse problemas de cualquier tipo a través del mismo.

"Lastimosamente, es lo que vemos va en tendencia y mientras haya oferta habrá demanda como una cuestión de mercado. Podrían empezar a resolverse problemas de cualquier tipo a través del sicariato, más aún cuando la impunidad de todos estos sicariatos es más del 90%", apuntó.

Nota relacionada: Giuzzio vincula asesinato de militar con el avance del crimen organizado

Sostuvo que las autoridades deben ocuparse en serio para que esto no se convierta en un negocio, más allá del crimen organizado.

"Hoy en día la mayoría está vinculado al crimen organizado, pero la tendencia es que pase a una resolución de conflicto como por una deuda, una pelea, engaño o por un discurso", advirtió.

Asunción y Central son la segunda región más violenta

Martens mencionó que la migración de los hechos de sicariato en Asunción y Central se debe también al índice de violencia de la región, situada en segundo puesto luego de Amambay.

"El 51% de todos los asesinatos ocurren en la frontera paraguayo brasileña y dentro de la frontera brasileña, Amambay concentra el 50% de esos asesinatos. A julio de este año, el 90% de los homicidios en Amambay fueron por sicariato. Yéndonos al mapa de Asunción y Central, son la segunda región más violenta después de Amambay, ese es un dato que nos tiene que llamar la atención", reveló.

También puede leer: Sicarios asesinan a un candidato a concejal y a funcionario del MAG en San Pedro

Según el especialista, el 20% de todos los asesinatos de Paraguay se concentran en Asunción y Central, mientras que la frontera sur que incluye Itapúa, Misiones, Paraguarí y Ñeembucú tiene el 7% de los asesinatos. En el Chaco se tiene apenas un 3%, y en el centro; Caaguazú, Caazapá y Guairá, se tiene un 12%.

"Lo que vemos es que Brasil es criminógeno, y para nosotros es un problema por estas bandas brasileñas que ingresan y ocupan territorio y, en la medida que esto va trasladándose a la capital, trae esa forma de actuación y disputa territorial, que es lo que marca esta tendencia y lo convierte lastimosamente en la segunda región más violenta en cuanto a asesinato se refiere y aumento de sicariato", argumentó.

Mostró los casos de Colombia, que ya pudo superar este flagelo, y México que está sufriendo estragos, y no descartó que lo mismo suceda con el país.

Crimen organizado ligado a la política

Específicamente sobre la situación de Pedro Juan Caballero, Martens confirmó que nadie puede entrar a la política sin estar vinculado a uno de los grupos y las disputas políticas son, en realidad, entre las bandas criminales y quien quiera hoy presentarse en Pedro Juan Caballero sin estar vinculado al crimen organizado "tiene una sentencia de muerte".

También le puede interesar: Asesinan a candidato a concejal en Pedro Juan Caballero

"El dinero que inyecta el crimen organizado a la política es difícil enfrentar sin que esté vinculado. Conozco un caso de un candidato a intendente que en las últimas elecciones internas, cuando faltaban cinco minutos para que se cierre la votación, él iba ganando por 20 votos, pero lo encañonaron y dejaron que solo voten por el otro candidato, obviamente perdió", relató.

Afirmó que lo más preocupante es que esto se está normalizando, ya que es considerado que así tiene que ser y se supone que esas son las reglas del juego.

Dejá tu comentario