Nacionales

Preocupa en Misiones salud mental de los policías

Una docente del Colegio de Policía advierte que es urgente que el Ministerio del Interior empiece a tomar acciones concretas para resguardar la salud mental de los agentes policiales. Ello, atendiendo a que esta semana un efectivo policial se autoeliminó en Santa Rosa, Departamento de Misiones.

Una docente del Colegio de Policía encargada de enseñar las materias Legislación Nacional Aplicada y Derechos Humanos a los estudiantes del 1er. curso de la institución Sargento Ayudante José Merlo Saravia, filial Encarnación, expresó su pena por la pérdida de un suboficial del Departamento de Misiones, quien se autoeliminó el domingo por la noche. Es el segundo que se conoce a nivel nacional este año.

"Es muy importante, ante los hechos que ocurrieron, que se les pueda ayudar en la contención emocional. Los policías todos los días reciben críticas y no se valora el hecho de que en muchas ocasiones en cumplimiento de su deber, en fechas importantes no están con su familia. No están porque cumplen su rol. Para el ingreso se le hace el test sicotécnico, pero no se le da seguimiento", expresó Gabriela Páez, docente del Colegio de Policía.

Lea más: Padres de niño baleado piden que policías se sometan a pruebas sicológicas

La pobladora de Santa Rosa, Departamento de Misiones, se refirió al caso específico del suboficial, porque su esposo fue fiscal en el distrito y el agente fue guardia en la misma Fiscalía. En ese sentido, lo recordó en su parte humana.

"Dentro del Colegio de Policía ya se debe trabajar en el trato de los superiores hacia los subalternos, deben verlos como lo que son: seres humanos. Tienen que mejorar el trato", afirmó la docente.

"Van a aumentar los casos (de problemas de salud mental en policías). Ellos están muy presionados y algunos con depresión, ojalá estos hechos sirvan para que las altas autoridades policiales y el Ministerio del Interior instalen en cada dirección departamental profesionales especializados para trabajar en la contención y acompañamiento del personal policial", agregó Páez.

Nota relacionada: Madre de niños asesinados afirma que policía sufría depresión y alucinaba

El problema de la salud mental en las filas policiales nuevamente salió el tapete con el caso de Isidro Casco Salinas, de 31 años, quien prestaba servicio en la Dirección de Tránsito de la Policía Nacional.

En la madrugada del 3 de julio, el agente policial asesinó a cinco miembros de su familia y luego se autoeliminó. Posteriormente, se supo que el hombre tenía un cuadro depresivo y además alucinaba.

Dejá tu comentario