Nacionales

Niño baleado por policías recibe el alta: "Ya puedo caminar", afirmó

El pequeño de 6 años abandonó en la mañana de este viernes el Hospital de Trauma de Asunción tras recibir su alta médica. El niño sobrevivió a los disparos que recibió por parte de efectivos policiales durante una persecución contra el vehículo en el cual viajaba en compañía de su familia.

Con una sonrisa en los labios y en compañía de sus padres, el niño abandonó el Hospital de Trauma de Asunción, luego de haber estado internado desde el pasado 30 de mayo, tras recibir tres impactos de bala.

"Estoy con mucha fuerza, Dios me dio poder, ya puedo caminar", expresó brevemente a NPY durante la mañana de este viernes al salir del centro asistencial para ir a su vivienda.

Lea más: "Les perdono de corazón a los policías", dice madre de niño baleado

El director del Hospital de Trauma, Agustín Saldívar, manifestó que el niño había llegado en situación crítica y después de pasar por el quirófano y por terapia intensiva, "hoy en día se puede decir con satisfacción que la ciudadanía lo acompañó y se hicieron de padrinos, madrinas y tíos del pequeño que ya fue camino a su casa".

Comentó que el pequeño paciente está con hábitos fisiológicos totalmente restablecidos, "come, orina bien y la parte de la herida vascular está asimétrico, normal, deberá consumir solo aspirina", afirmó.

El niño tendrá sus posteriores curaciones y consultas por fisioterapia para su rehabilitación y deberá seguir un tratamiento sicológico debido al trauma por el que atravesó.

Nota relacionada: Menor baleado evoluciona favorablemente y próximas 72 horas serán cruciales

"En la parte funcional él está caminando, tiene una cicatriz de la herida donde nosotros hemos explorado para hacer las maniobras médicas que fue bastante tediosa. Él es pequeño, un chico muy activo, entusiasta, muy positivo, creo que con la ayuda de los padres fabulosos que tiene va a ir recuperando totalmente", expresó el médico.

Por su parte, el padre del niño manifestó que llegó el "momento tan esperado por su hijo, de estar con su hermanita, su mamá y en su casa".

Dijo estar muy feliz y agradecido con todo el plantel médico del Hospital de Trauma, porque desde un primer momento trataron al pequeño como a un hijo.

Le puede interesar: Gatillo fácil: Policías hieren a niño de 6 años en persecución y tiroteo irregular

"Yo tuve fe de que mi hijo iba salir caminando y ustedes lo vieron salir caminando, gracias al plantel, gracias al trabajo de los profesionales. Lucas se sentía como en su propia casa", refirió.

También manifestó que va a "empezar de nuevo" ya que su hijo volvió a caminar como un niño de 1 año, por lo que "dará la vuelta la página" para reiniciar su vida con él y empezar a escribir lo que va a ser su vida en adelante.

Un hombre disfrazado del personaje del Hombre Araña fue hasta el nosocomio para despedir al niño.

El caso

El caso de gatillo fácil ocurrió el sábado 30 de mayo, a las 21.00 aproximadamente, cuando el niño viajaba en un vehículo con su padre, su madre y su hermana, en San Lorenzo, Departamento Central.

Los agentes Derlis Sanabria y Juan Amarilla, de la Comisaría 1ª Central de San Lorenzo, habían iniciado una persecución y tiroteo contra el rodado, luego de que el conductor desviara una barrera policial.

Supuestamente, a través del megáfono, en reiteradas ocasiones solicitaron al conductor del automóvil que detenga la marcha de su vehículo y el hombre, siempre según la versión policial, hizo caso omiso a las indicaciones de los uniformados.

Los agentes Derlis Sanabria y Juan Amarilla fueron imputados por homicidio doloso en grado de tentativa, omisión de auxilio y lesión corporal en el ejercicio de la función pública, en calidad de autor y coautor, respectivamente.

Dejá tu comentario