Nacionales

"Les perdono de corazón a los policías", dice madre de niño baleado

La madre del niño de 6 años que fue baleado por un efectivo de la Policía Nacional, durante una persecución en San Lorenzo, manifestó este viernes que "de corazón perdona" a los uniformados que marcaron su vida el pasado sábado en horas de la noche.

Soledad Charotti, de 28 años, es la madre del pequeño Lucas, que recibió tres disparos con arma de fuego por parte de agentes de la Policía Nacional mientras viajaba a bordo de un vehículo con su familia. La mujer dijo que perdona a los uniformados Derlis Sanabria y Juan Amarilla, de la Comisaría 1ª Central, quienes realizaron seis disparos contra su automóvil.

"De corazón les digo a los policías que les perdono, yo sé también que tienen familia y sé lo difícil que están pasando; después, más adelante, voy a declarar también, en este momento mi Luquitas es mi prioridad", expresó en una entrevista con Telefuturo.

Lea más: Niño baleado por policías tiene una "respuesta acelerada de curación"

La mujer contó que este viernes estuvo toda la tarde con su hijo en el Hospital de Trauma de Asunción y que trata de animarlo diciéndole que en su casa le esperan su hermanita y toda su familia.

"Estuve muchas horas con él esta tarde, le mimé mucho a mi príncipe, le veo cada vez un poco más animado, está evolucionando bastante bien y estoy muy emocionada, se está recuperando mi bebé, mi príncipe azul", expresó.

Contó que en todo momento el pequeño le dice: "mamá te amo", y que ella trata de no hacerle recordar aquel momento tan difícil por el cual atravesó con su familia el pasado sábado en horas de la noche.

Nota relacionada: Menor baleado evoluciona favorablemente y próximas 72 horas serán cruciales

"Fue un milagro de Dios que él está aquí fuerte, me quedo muy emocionada, asombrada al ver a mi hijo luchando, le veo cada día mejor. No voy a parar hasta que mi hijo salga caminando y salgamos de la mano", expresó entre lágrimas.

Dijo que esta tarde su hijo le pidió que le haga masajes en los pies y toda la tarde se dedicó a mimarle.

Agradeció a todo el personal médico del Hospital de Trauma por brindarle asistencia a su hijo, como así también a todo el pueblo paraguayo, porque varias personas le llamaron y tuvieron presente a su pequeño en sus oraciones.

Embed

El caso

El caso de gatillo fácil ocurrió el pasado sábado, a las 21.00 aproximadamente, cuando el niño viajaba en un vehículo con su padre, Ricardo Riquelme, su madre y su hermana, en San Lorenzo, Departamento Central.

Los agentes Derlis Sanabria y Juan Amarilla, de la Comisaría 1ª Central de San Lorenzo, habían iniciado una persecución y tiroteo contra el rodado, luego de que el conductor desviara una barrera policial.

Le puede interesar: Gatillo fácil: Policías hieren a niño de 6 años en persecución y tiroteo irregular

Supuestamente a través del megáfono en reiteradas ocasiones solicitaron al conductor del automóvil que detenga la marcha de su vehículo y el hombre, siempre según la versión policial, hizo caso omiso a las indicaciones de los uniformados.

Los agentes Derlis Sanabria y Juan Amarilla fueron imputados por homicidio doloso en grado de tentativa, omisión de auxilio y lesión corporal en el ejercicio de la función pública, en calidad de autor y coautor, respectivamente.

Dejá tu comentario