21 abr. 2024

Marzo Paraguayo

Integrantes de la organización Memoria Viva y familiares de las víctimas del Marzo Paraguayo rindieron homenaje a los caídos durante la gesta democrática que cumple 24 años.
En estos días se habla de un posible nuevo Marzo Paraguayo, sugiriendo el riesgo de un estallido social por el descontento ciudadano ante la crisis de salud. El episodio original (hubo otro en 2018, durante el gobierno de Cartes) ocurrió en marzo de 1999 y se lo considera la mayor gesta ciudadana en la historia del Paraguay, que tumbó al gobierno de Raúl Cubas y Lino Oviedo. Esta es la historia.
El director paraguayo de la Entidad Binacional Yacyretá (EBY), Nicanor Duarte Frutos, aseguró que existen grupos que pretenden tumbar al Gobierno aprovechando la crisis generada por la pandemia del Covid-19 y pidió madurez a la ciudadanía.
El asesinato del vicepresidente Luis María Argaña convocó a miles de manifestantes en la plaza frente al Congreso durante seis días de fuego y sangre. Ocho jóvenes dieron sus vidas. Más de 700 fueron heridos. Campesinos, citadinos, sindicalistas, estudiantes y políticos de distintos colores se unieron para resistir la represión y defender la democracia en el Marzo Paraguayo.
El vicepresidente Luis María Argaña, uno de los últimos grandes caudillos del Partido Colorado, fue asesinado el 23 de marzo de 1999 en Asunción, generando la mayor movilización ciudadana, conocida como el Marzo Paraguayo, que terminó ocasionando la caída del gobierno de Raúl Cubas.
Luego de visitar la sede del Partido Liberal Radical Auténtico (PLRA) y de la Comandancia de la Policía Nacional, el Ministerio Público reveló que varias evidencias fueron recolectadas en ambos sitios para una reconstrucción de los hechos. Hasta el momento solo está detenido e imputado un policía.
Los padres del joven dirigente liberal Rodrigo Quintana asistieron al festival que se realizó este jueves en la Plaza de Armas ubicada frente al Congreso Nacional.
Momentos con alta carga de emotividad se vivieron en la noche de este jueves en el local partidario del PLRA cuando los padres del joven Rodrigo Quintana llegaron al lugar donde fue asesinado.
Varios artistas se autoconvocaron este jueves en la Plaza de Armas frente al Congreso Nacional en homenaje a Rodrigo Quintana, el joven liberal asesinado por un comando policial en la sede del PLRA.
Juliana Silva Florentín, madre del suboficial de Policía Gustavo Florentín, imputado por homicidio doloso por la muerte del joven universitario Rodrigo Quintana, denunció que existen muchas irregularidades en el caso. Señaló que su hijo no es un asesino. Cuestionó la versión de que este se escapó de la Comandancia.
Una ciudadanía cansada y harta de la clase política estalló este viernes exteriorizando toda su furia, en una manifestación en la que hicieron arder la sede del Congreso Nacional. Los políticos subestimaron a la población priorizando sus intereses al aprobar a cualquier costo el proyecto de reelección vía enmienda constitucional y sin medir las consecuencias.
Walter Gamarra, quien fue condenado a 25 años de cárcel por disparar contra un grupo de personas en la noche del 26 de marzo de 1999, expresó que sus actos tienen relación con el fanatismo político de ese entonces. Pidió disculpas por haber “afectado” a las familias de los caídos y dijo que aquella gesta fue una repetición de los “conflictos políticos de siglos pasados” registrados en el país.
Roberto Stark es hermano de Manfred, uno de aquellos jóvenes que ofrendaron sus pechos para defender la endeble democracia paraguaya. Como muchos, opina que la clase política no estuvo a la altura de la gesta, pero que la misma “valió la pena”.
Muchos rostros fueron protagonistas del Marzo Paraguayo. A 18 años de aquellos días trágicos, recordamos a los mártires de aquella gesta, cuyas muertes siguen impunes.
Este jueves 23 de marzo se cumplen 18 años de aquellos días de violencia que marcaron a fuego el devenir de una endeble transición democrática paraguaya. Recordamos con fotos y datos aquella gesta que transformó de manera radical el mapa político de nuestro país y cuyas muertes continúan nadando en el oscuro río de la impunidad.
El vicepresidente Luis María Argaña, uno de los últimos grandes caudillos del Partido Colorado, fue asesinado el 23 de marzo de 1999 en Asunción, generando la mayor movilización ciudadana, conocida como el Marzo Paraguayo, que terminó ocasionando la caída del gobierno de Raúl Cubas. Fue el mayor crimen político en la era democrática.