Nacionales

Mario Abdo pinta un país fortalecido, pese a la pandemia del Covid-19

En su segundo informe de gestión presidencial, el presidente Mario Abdo Benítez describió a un Paraguay fortalecido, pese a la pandemia del Covid-19. El mandatario reconoció que aún se deben enfrentar varios desafíos, pero solo hizo una mínima mención acerca de la corrupción en el país.

Mario Abdo Benítez presentó este miércoles su segundo informe de gestión ante el Congreso Nacional desde el Banco Central del Paraguay (BCP). Ante el contexto sanitario por la pandemia del Covid-19, lo hizo de manera virtual y fue transmitido a legisladores, autoridades diplomáticas, ministros de la Corte y medios de comunicación.

El mandatario reconoció que desde su asunción al cargo ha tenido que enfrentar situaciones muy complejas. Durante su primer año tuvo el gran desafío de dinamizar la economía, mientras que durante este año 2020, la llegada del Covid-19 sacudió al Paraguay en todos los sectores.

Ante ello, Abdo destacó nuevamente que el mundo observa al Paraguay con buenos ojos, principalmente por la lucha contra la pandemia, pero se preguntó por qué nosotros no nos estamos viendo así.

“Aún nos falta mucho por hacer, estamos promoviendo la transparencia y estamos luchando contra la corrupción que es un mal endémico”, reconoció el jefe de Estado, haciendo una mención mínima sobre esta problemática que hasta en tiempo de pandemia no dejó de afectar al país.

“Desde que asumí la presidencia me han tocado momentos muy duros… Estamos atravesando una de las grandes pruebas de la humanidad y de ella vamos a salir mejor o peor, pero depende de nosotros cómo queremos salir. Veamos esta situación para corregir errores, con humildad para trabajar en conjunto por nuestro país Desde que asumí la presidencia me han tocado momentos muy duros… Estamos atravesando una de las grandes pruebas de la humanidad y de ella vamos a salir mejor o peor, pero depende de nosotros cómo queremos salir. Veamos esta situación para corregir errores, con humildad para trabajar en conjunto por nuestro país”.

Lea más: Informe de Mario Abdo destaca plan anticíclico y uso de recursos Covid

Según los datos oficiales que brindó el mandatario, en el marco de la pandemia del Covid-19 y la Ley de Emergencia Sanitaria, se lograron medidas como la construcción de dos hospitales de contingencia; además, se habilitaron más de 60 albergues para acoger a más de 9.000 connacionales que llegaron al país durante los últimos meses.

El mandatario explicó que de los USD 1.600 millones del crédito que fue obtenido para hacer frente a la pandemia, ya se utilizaron un total de USD 1.200 millones para los programas sociales, capitalización de créditos, recursos para Salud Pública, entre otros. Los mismos están desglosados explícitamente en el portal virtual (www.rindiendocuentas.gov.py) que se creó para el seguimiento del uso de los recursos.

Economía

A nivel económico, Abdo Benítez detalló que en setiembre, el incremento del poder económico del país fue de 6,3%; en octubre de 4,8%; en noviembre de 1,6%; en diciembre de 4,0%; en enero de 4,3%, y en febrero de 7,1%.

En los dos primeros meses del 2020 nuestra economía experimentó un crecimiento del 7% y las posibilidades de que tengamos un año de expansión eran altas. El programa anticíclico funcionó como lo muestran las estadísticas. Sin embargo, a inicios del mes de marzo, la noticia de la llegada de la pandemia sacudió no solo a Paraguay, sino al mundo entero”, dijo.

En ese sentido, el Presidente explicó que con la reapertura del Bono 2050, con la colocación de USD 450 millones en una tasa del 4,45%, hizo que el país adquiriera mayor confianza a nivel internacional.

En el contexto local, informó que la recaudación fiscal de este mes de junio llegó a G. 1,1 billón, casi similar al año anterior.

Asimismo, mencionó que la aprobación de la ley que crea las empresas por acciones simplificadas permite la creación de un nuevo tipo de sociedad de manera rápida y sin costo.

En cuanto a las inversiones, Abdo apuntó que bajo los regímenes de la Ley 60/90 y Maquila, los números ascendieron a USD 379 millones, 43% más que el año pasado, vinculando más de 3.400 nuevos puestos de trabajo.

Tal situación también promovió la formalización laboral, logrando que 31.000 nuevos trabajadores ingresen al sistema del Instituto de Previsión Social (IPS).

En otro punto, el jefe de Estado destacó que más de 344.000 personas fueron formadas en el SNPP, Sinafocal y el Centro de Entrenamiento del Emprendedor, de los cuales más de 5.100 recibieron kits de herramientas para emprender.

Igualmente, a través de la Oficina de la Primera Dama, también fueron capacitadas más de 207.000 mujeres, con el objetivo de empoderarlas con habilidades laborales.

El Crédito Agrícola de Habilitación (CAH) también brindó más de G. 141.000 millones en concepto de asistencia financiera a más de 14.000 familias, según los números oficiales.

Pese a todos los logros puntualizados por Abdo Benítez, este no detalló la cantidad de paraguayos que perdieron sus puestos tras el paro de actividades por la pandemia.

Salud

La salud pública es uno de los planos de los que más se jacta el Ejecutivo, especialmente por las medidas adoptadas ante la pandemia. Pese a ello, Abdo admitió no estar satisfecho con la ejecución presupuestaria del Ministerio de Salud.

De acuerdo con los datos oficiales, actualmente se cuenta con 154 Unidades de Salud Familiar (USF), de las cuales 38 fueron culminadas durante este periodo y 55 se encuentran en construcción.

Nota relacionada: Covid-19: Abdo no "está satisfecho" con ejecución presupuestaria de Salud

“En las camas de terapia hemos puesto énfasis durante estos meses y llegamos a un total de 623 camas en el sistema público, con un aumento del 25% con respecto a la capacidad existente”, aclaró.

Paraguay se encuentra entre los países con menos casos confirmados, con más de 1.000 recuperados, 28 internados, dos pacientes en Terapia Intensiva y 18 fallecidos.

El jefe de Estado recordó que su Gobierno cuenta con una hoja de ruta para mejorar el servicio de salud pública y mencionó que la pandemia obliga a acelerar el tiempo para cumplir con su promesa.

Educación

En cuanto al sector de educación, Abdo refirió que el sector se vio fuertemente afectado este año y con la necesidad de asumir nuevos desafíos ante la pandemia.

Indicó que más de 1.500.000 estudiantes y docentes pudieron acceder a diferentes estrategias educativas, lo que posibilitó que la educación no se detenga pese al contexto sanitario.

Más de 5.000 estudiantes del 1° y 2° grado de escolar básica, de 302 instituciones, recibieron unos 22.000 libros. Además, destacó que por segundo año consecutivo, se logró el 100% de la entrega de kits escolares antes del inicio de clases.

Según reportó, en infraestructura educativa también se logró equipar parques infantiles inclusivos y espacios infantiles en general en diferentes instituciones.

“Entregamos más de 194.000 kits de alimentos en concepto del programa de almuerzo escolar ante la pandemia, totalizando 3 millones de kilos de comida. Esta pandemia nos ha demostrado una vez más que, ante los grandes desafíos, los paraguayos sabemos unirnos para hacer frente y sabemos estar juntos para responder a dificultades”, agregó.

Seguridad

Para el sector de seguridad, el mandatario hizo especial hincapié en la lucha contra el crimen organizado y el narcotráfico, además de las acciones de protección en frontera.

“Nuestra prioridad es desarticular las estructuras criminales, no solo es incautar, es atacar el problema a fondo y bajo esta visión ampliamos la labor de la Fuerza de Tarea Conjunta (FTC), donde realizan otras operaciones en frontera para combatir a grupos criminales”, refirió.

Puede interesarte: Mario Abdo prioriza combate a estructuras criminales y no la seguridad interna

El Gobierno incautó más de 5.000 kilos de cocaína, lo cual representa un golpe de USD 40 millones al sector. También se logró la captura de 276 líderes asociados al narcotráfico internacional y se han puesto a disposición los bienes incautados a 27 instituciones estatales, según datos oficiales.

En cuanto a la inseguridad interna que se vive diariamente en las calles, el mandatario no detalló estrategias del Gobierno, sino solo citó un refuerzo que se realizó en el incremento de efectivos policiales. Al respecto, resaltó que se trata de uno de los grupos más numerosos de los últimos tiempos.

Asimismo, mencionó que se empezaron a construir tres nuevas penitenciarías con capacidad para 1.320 personas en cada una, buscando dar solución al colapso del sistema carcelario. Dos cárceles serán construidas en Emboscada y una en Alto Paraná.

Obras Públicas

Las obras públicas también fueron un punto de importante destaque durante la presentación del informe. “A pesar de esta situación, nuestro país no paró”, aseveró el presidente.

El puente de la Integración en Presidente Franco y Foz de Iguazú, el multiviaducto de Ciudad del Este, la duplicación de la ruta PY02 desde Central a Caaguazú, la construcción del Corredor Vial Botánico, la ruta Bioceánica, el puente Héroes del Chaco (Asunción – Chaco’i), dos plantas de tratamiento de aguas residuales en Asunción y la defensa costera de Pilar son algunas de las obras que se encuentran en construcción durante su gobierno.

“Estamos construyendo obras que se postergaron por décadas y que impactarán en los habitantes del país” “Estamos construyendo obras que se postergaron por décadas y que impactarán en los habitantes del país”, expresó.

En cuanto a viviendas sociales, Abdo citó que a la fecha ya están construidas 11.367 casas, mientras que 3.831 se encuentran en construcción. Estas, a su vez, generaron 115.000 puestos de trabajo y una inversión G. 1.170 millones de inversión.

“Estamos avanzando también en la construcción de 2.600 departamentos en Mariano Roque Alonso. Esperamos llegar a 21.000 viviendas construidas a fin de año”, puntualizó.

Agricultura

“El campo siguió trabajando arduamente”, dijo el jefe de Estado con relación al sector de la agricultura.

Precisó que se cultivaron más de 2 millones de toneladas de soja en relación a la zafra anterior, más de 60.000 toneladas más de maíz y un 55% más que la zafra anterior en poroto y sésamo.

Por otra parte, durante este periodo se implementó un programa que benefició a 150.000 familias de pequeños productores con la ayuda de semillas y asistencia técnica en 50.000 huertas.

Además, se inició el proceso de creación del Centro Regional de Comercialización (Cerca) –como un punto estratégico de acopio, logística, transferencia tecnológica y venta de rubros frutihortícolas–.

El mandatario también destacó que se registró un récord histórico en la exportación de carne bovina, pese al complejo contexto.

En cuanto a las políticas para preservar el medioambiente, el presidente dijo que se afianzó la política de “no deforestación”, con la reducción de 26,7 millones de toneladas equivalentes de carbono.

Además, se creó la línea de crédito para reforestación a fin de fomentar el desarrollo forestal sostenible y se estableció un Sistema Nacional de Monitoreo Forestal con el objeto de proveer información oficial de la cobertura forestal nacional.

Pide mayor participación ciudadana

Al finalizar su discurso y como de costumbre, el jefe del Ejecutivo hizo mención a la palabra religiosa y parafraseó al papa Francisco diciendo que: “Todo el sufrimiento por la pandemia del Covid-19 no habrá servido de nada si no construimos una sociedad más justa, más equitativa, más cristiana y no solo de nombre, sino de realidad”.

“La participación ciudadana es vital en estos tiempos y quiero pedir a cada uno que sea protagonista, que se involucre y que impulsemos juntos la verdadera transformación para poder acabar con la corrupción, con la desigualdad, el egoísmo y levantar lo mejor de nosotros”, sostuvo.

Durante la mayor parte de su informe de gestión, el presidente centró los resultados positivos que se dieron desde la pandemia del Covid-19.

No obstante, en ningún momento hizo autocrítica sobre los escándalos de corrupción que se dieron, ni sobre la publicación de declaraciones juradas que dejó ver cómo los políticos incrementaron sus riquezas durante sus pasos por la función pública.

Finalmente, casi con una voz quebrada, el mandatario pidió la bendición de Dios y pidió por la reactivación económica y la unidad del país.

Dejá tu comentario