22 abr. 2024

Los fines de la educación paraguaya

¿Quiénes, cuándo y cómo se evalúa en las instituciones educativas si se ha conseguido o no el “pleno desarrollo de la personalidad” en todas sus dimensiones?

Todo plan de educación, sobre todo si es de ámbito nacional, debe definir claramente qué pretende conseguir, cuáles son los fines, los objetivos y las metas de su planificación, cómo y cuándo los alcanzará.

La Constitución Nacional, en el artículo 73, dispone quince fines de la educación nacional paraguaya que la Ley 1264 General de Educación explicita y ordena, en el artículo 9.

El primer fin (por ser el más importante e ineludible) de la educación paraguaya, según la Constitución y la ley, es “el pleno desarrollo de la personalidad”, y la ley completa diciendo, “en todas sus dimensiones”.

¿Dónde está este fin, sus objetivos y metas, en los currículos, planes y programas del Ministerio de Educación y Ciencias y en las propuestas del Plan Nacional de Transformación Educativa (PNTE)? ¿Quiénes, cuándo y cómo se evalúa en las instituciones educativas si se ha conseguido o no el “pleno desarrollo de la personalidad” en todas sus dimensiones?

El Ministerio y el PNTE (por tantos errores rechazado) ignoran las implicancias pedagógicas, didácticas, técnicas, psicológicas y científicas de este fin fundamental y prioritario de la educación, y violan impunemente la Constitución y la Ley General de Educación.

La situación creada no es baladí. Los daños que generan esta irresponsable ignorancia y violación son muy graves y perennes, en perjuicio, prácticamente irreparable a los educandos y a la sociedad y la nación:

1. Se le está robando a millones de educandos un derecho fundamental, protegido por la Constitución y la ley.

2. Queda truncada la natural realización de la original identidad biológica definida en el ADN y las huellas dactilares.

3. Sin desarrollo de la personalidad quedan masificados y manipulables fácilmente por poderes fácticos.

4. La sociedad se empobrece al recibir personas amorfas, personalmente subdesarrolladas y desaparece la riqueza del pluralismo y la diversidad social.

5. Es una aberración pedagógica y un fraude llamarle educación a unos procesos que han eliminado el fin principal de la educación.

6. La ausencia de planes y programas para desarrollar la dimensión espiritual de toda persona y su personalidad, deja al ser humano, es decir, a todos los educandos a nivel de simple mamífero, ya que lo que nos diferencia a los humanos de los demás mamíferos es precisamente la dimensión espiritual, sea esta natural o también religiosa.

7. Sin desarrollo de la personalidad es fácil ser dominados por el colectivismo y alienar los derechos humanos personales, cediéndolos sin réplica al poder dictatorial del macro Estado totalitario.

8. Para los creyentes no educar y no desarrollar la personalidad es pervertir el plan de Dios, que nos ha creado a todos diferentes . No hay dos personas iguales, ni siquiera entre mellizos o gemelos.

El gran desafío de todos los educadores profesionales es afrontar la educación personalizada, inteligentemente recreada y promovida por Pierre Faure.

Espero que, sin tratar todos los fines, solamente esta breve reflexión sobre el estado del fin más importante de la educación paraguaya, ayude a comprender por qué queremos otra educación y por qué rechazamos el Plan Nacional de Transformación Educativa (PNTE).

Más contenido de esta sección
Las ventas al público en los comercios pyme de Argentina cayeron un 25,5% interanual en febrero pasado, golpeadas por la pérdida de poder adquisitivo de los consumidores a causa de la elevadísima inflación, y acumulan un declive del 27% en el primer bimestre del año, según un informe sectorial difundido este domingo.
El mandatario decidió crear el fondo nacional de alimentación escolar esperando un apoyo total, pues quién se animaría a rechazar un plato de comida para el 100% de los niños escolarizados en el país durante todo el año.
Un gran alivio produjo en los usuarios la noticia de la rescisión del contrato con la empresa Parxin y que inmediatamente se iniciaría el proceso de término de la concesión del estacionamiento tarifado en la ciudad de Asunción. La suspensión no debe ser un elemento de distracción, que nos lleve a olvidar la vergonzosa improvisación con la que se administra la capital; así como tampoco el hecho de que la administración municipal carece de un plan para resolver el tránsito y para dar alternativas de movilidad para la ciudadanía.
Sin educación no habrá un Paraguay con desarrollo, bienestar e igualdad. Por esto, cuando se reclama y exige transparencia absoluta en la gestión de los recursos para la educación, como es el caso de los fondos que provienen de la compensación por la cesión de energía de Itaipú, se trata de una legítima preocupación. Después de más de una década los resultados de la administración del Fonacide son negativos, así como también resalta en esta línea la falta de confianza de la ciudadanía respecto a la gestión de los millonarios recursos.
En el Paraguay, pareciera que los tribunales de sentencia tienen prohibido absolver a los acusados, por lo menos en algunos casos mediáticos. Y, si acaso algunos jueces tienen la osadía de hacerlo, la misma Corte Suprema los manda al frezzer, sacándolos de los juicios más sonados.
Con la impunidad de siempre, de toda la vida, el senador colorado en situación de retiro, Kalé Galaverna dijo el otro día: “Si los políticos no conseguimos cargos para familiares o amigos, somos considerados inútiles. En mi vida política, he conseguido unos cinco mil a seis mil cargos en el Estado...”. El político había justificado así la cuestión del nepotismo, el tema del momento.