17 abr. 2024

Lago Ypacaraí: Décadas de daño ecológico que no llegan a su fin

Proyecto. Con fondos del BID ahora buscan concretar obra de saneamiento para el 2025.

Desidia. Además del lago contaminado, el predio de la playa de Areguá se encuentra en pésimo estado.

“No hay cuidador, pero sí cobrador”, expresaba indignada una turista al pagar G. 5.000 por ingresar, con vehículo, al predio de la Playa Municipal de Areguá y encontrarse con el descuidado lugar. Tachos con basuras rebosantes de varios días, acumulación de hojas secas, escombros y ramas, así como el parque de juego y baranda del muelle ya estropeados forman parte del paisaje.

Anteriormente, al menos el patio con juegos y otros entretenimientos eran alternativas ante la falta de aprovechamiento del contaminado lago Ypacaraí, pero ahora la desidia también se refleja en tierra firme. Mientras, en el penoso cuerpo de agua, los altos niveles de contaminación persisten por las constantes descargas, tanto domiciliarias como industriales, y sin la infraestructura sanitaria necesaria para tratar previamente las aguas residuales.

Los contaminantes, como nitrógeno y fósforo, presentes sobre todo en los desechos cloacales, sumados a las altas temperaturas, generan las condiciones ideales para la floración de las cianobacterias, explican los expertos. Y a pesar de que el Ministerio de Salud Pública no recomienda el uso recreativo, es habitual ver a bañistas zambullirse en las contaminadas aguas, principalmente en la ciudad de San Bernardino, donde el agua se ve menos turbia que en Areguá, donde existe mayor arrastre de lodo.

En la zona de San Bernardino, existen mayores alternativas turísticas dentro de la playa municipal, sobre todo por iniciativas privadas, como las esculturas, pero no se observa un cartel de advertencia sobre la calidad del agua, al menos en el punto donde los bañistas se concentran.

Proyectos. El año 2012 fue la temporada que marcó al lago cuando el florecimiento de las algas tóxicas (cianobacterias) alcanzó grandes dimensiones y tiñó de un verde intenso el recurso hídrico, que llegó hasta las costas de las ciudades de Areguá, San Bernardino, Ypacaraí, Itauguá y Luque.

Desde aquel entonces, aparecieron decenas de proyectos en busca de salvar el cuerpo de agua, desde reactor generador de microbios, proyectos de aireación hasta las tan anunciadas obras de saneamiento que en la mayoría de los casos aún no se concretan.

El Centro Multidisciplinario de Investigaciones Tecnológicas (Cemit), dependiente de la Universidad Nacional de Asunción, llegó a desarrollar el proyecto de fitodepuración o filtros verdes, que consistía en la producción de islas de totora (planta acuática) para avanzar con la recuperación del agua. La inversión, en el año 2014, habían anunciado que fue de USD 360.000.

Sin embargo, los periodos de ejecución de estos proyectos por parte de Cemit, tanto del sistema de humedal construido en la playa municipal de Areguá, como la isla flotante en San Bernardino, ya culminaron.

La nueva directora de la Comisión Nacional de Gestión y Manejo de Lago Ypacaraí (Conalaypa), Viviana Piñánez, indicó que busca trabajar con los municipios, sobre todo a través de charlas ambientales, ya que son los que conocen a su gente, a las industrias que contaminan y pueden regular a través de las ordenanzas, expresó.

Sobre el proyecto de dique de geobolsas, que había llevado adelante la administración anterior, Piñánez declaró: “Tengo entendido que eso se tiene que volver a controlar porque la licencia ambiental dura dos años, si no me equivoco. Tenemos que volver a ver todo eso”.

Argumentó que desde la comisión se acompañará a la Dirección de Agua Potable y Saneamiento (Dapsan) del Ministerio de Obras Públicas, en el proyecto de obras de saneamiento para la cuenca.

Nuevo fondo. A través del financiamiento del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) se prevé iniciar con obras de alcantarillado sanitario, que de concretarse arrancaría en el 2025. El fondo disponible es de USD 154 millones.

La zona de influencia del arroyo Yukyry, que abarca ciudades, como San Lorenzo, Capiatá y Areguá, sería una de las áreas donde arrancaría la ejecución de la obra de saneamiento para la cuenca, ya que es uno de los afluentes que aportan mayor contaminación al recurso hídrico. El proyecto aún se encuentra en etapa de evaluación.

La obra será coordinada por Dapsan, dirección desde donde reconocieron que en esta primera etapa, si bien el monto es insuficiente para hacer todas las obras de infraestructura que se necesitan dentro de la cuenca del lago Ypacaraí, servirá para dar inicio y generar las obras necesarias para aumentar la cobertura.

Más contenido de esta sección
La pequeña flor blanca –cuyas hojas de colores rosa, fucsia, rojo o magenta son muy populares en los jardines de las casas por su fácil crecimiento en cualquier tipo de suelo–, aparte de ser decorativa cuenta con propiedades curativas. Se trata de la buganvilia o comúnmente llamada Santa Rita.
El centro asistencial más grande del país fue construido hace más de tres décadas, por lo que urgen las reparaciones. El área de Urgencias ya no da abasto. Anuncian construcción de uno nuevo.
MSP brinda orientaciones a docentes para que no solo tengan en cuenta el aspecto académico o el cumplimiento de tareas en niños. A padres, aconseja controlar el uso seguro de los celulares.
Combinando sus pasiones de escribir, actuar y trabajar con sonidos, Carlos Cañete brinda su arte. Hace una década perdió más del 60% de la vista, pero su pasión no mermó. Participa en diversos proyectos en diferentes plataformas.