Nacionales

Jueza dicta la prisión preventiva para doméstica del ex fiscal Javier Ibarra

Una magistrada dictó prisión preventiva para la empleada doméstica del ex fiscal asesinado Javier Ibarra y aseguró que tomó la decisión luego de que aparentemente fingiera estar enferma. Además, tampoco cuenta con domicilio fijo y existe peligro de fuga y obstrucción al proceso.

La jueza Elsa Idoyaga, del Juzgado de San Lorenzo, dictó recientemente la prisión preventiva para Aida María Villalba, la empleada doméstica del ex fiscal Javier Ibarra, quien fue hallado sin vida días pasados dentro de su vivienda, ubicada en la ciudad de San Lorenzo, Departamento Central.

Según explicó la magistrada este miércoles, a través de radio Monumental 1080 AM, la medida se ordenó debido a que la mujer aparentemente fingió estar enferma para no someterse al proceso y , además, existe el peligro de fuga y obstrucción.

De acuerdo con lo que relató, había convocado a una audiencia de imposición de medidas para las 19:00 de este último martes y, al inicio, la mujer dijo que se sentía mal, por lo que se ordenó su traslado al Hospital de Clínicas de la misma ciudad.

Ya en el centro asistencial, la mujer fue sometida a varios estudios, mientras que la jueza y un médico forense se constituyeron hasta el lugar para verificar el cuadro de salud. No obstante, se determinó que Villalba sí estaba en condiciones de continuar con la audiencia.

Nota relacionada: Fiscalía imputa a empleada del ex fiscal Javier Ibarra

Por ello, alrededor de las 23:00 retornaron al Juzgado, pero la defensa técnica de Villalba "no ofreció nada" durante su planteamiento y presuntamente estuvieron obstruyendo el proceso por casi seis horas.

"No tiene arraigo. Supuestamente iba a venir una hermana, no vino la hermana. Yo tuve que salir del Juzgado más de las 2:00 de la mañana, le estuvimos esperando. No tiene un domicilio fijo, por el peligro de fuga y obstrucción, porque desde las 7:00 de la noche no se podía someter al proceso penal", afirmó la magistrada.

Doméstica fue imputada tras la muerte de Javier Ibarra

Aida María Villalba, quien se desempeñaba como empleada doméstica del ex fiscal de la Unidad Especializada Antidrogas del Ministerio Público y ex viceministro de Seguridad Interna, fue imputada en la tarde del martes por hurto especialmente grave, cuya expectativa de pena es de uno a 10 años de cárcel.

De acuerdo con el fiscal Gerardo Mosqueira, la apertura de dicha causa se debe a que sospechan que Villalba sustrajo el arma con el fin de hurtar, ya que es automática y tiene un gran valor.

La mujer fue la primera persona que ingresó el viernes pasado a la vivienda de Javier Ibarra, en compañía del casero Máximo Torres.

Lea también: Para fiscal aún no está claro si muerte de Javier Ibarra fue homicidio o suicidio

Ambas personas hallaron el cuerpo tendido en la cocina del domicilio y la mujer había manifestado que no encontró en la escena ningún tipo de arma de fuego y “negó categóricamente” que la haya tocado o alzado.

Sin embargo, tras análisis, se detectó que la mujer tenía restos de alto componente de antimonio en la mano derecha, por lo que, según las explicaciones técnicas, “puede ser que ella haya tocado el arma o disparado”.

Dejá tu comentario