Nacionales

Jueza debe resolver si eleva o no a juicio caso por envenenamiento masivo de perros

La audiencia preliminar para un ciudadano alemán acusado por la Fiscalía de maltrato animal, por el presunto envenenamiento masivo de perros en San Bernardino, será realizada este jueves. La jueza del caso debe definir si habrá o no un juicio oral y público.

Edith Ortiz, fundadora de la Asociación de Protección Animal Pako Rescate Paraguay, manifestó a Última Hora que este jueves se realizará la audiencia preliminar para el ciudadano alemán de nombre Johann Unger, de 59 años, acusado por la Fiscalía por el delito de crueldad animal.

En la ocasión, la jueza penal de Garantías del Tercer Turno de Caacupé, María Teresa Rodríguez Benítez, debe definir si la causa se eleva o no a juicio oral y público, como solicitó el fiscal adjunto Roberto Zacarías. Para ese día a las 9.30 se tiene prevista una movilización frente al Palacio de Justicia de Caacupé para exigir que el hombre enfrente juicio oral y público.

Edith Ortiz manifestó que el hombre es sospechoso de envenenar a más de 16 perros, de los cuales uno perdió la vida, en la ciudad de San Bernardino, Departamento de Cordillera.

Lea más: Designan a fiscala adjunta para todas las causas de maltrato animal

"Intentaba matar de a uno a los perros, él personalmente se encargaba de llamarle al perro al lindero de su propiedad y le tiraba los pedazos de carne con venenos tóxicos muy fuertes y así iba aniquilando de a poco a todos los animales", expresó.

Según la investigación del Ministerio Público, el 4 de agosto del 2020 Johann Unger arrojó un trozo de carne con sustancias tóxicas al inmueble de los vecinos colindantes María Anna Hagn, Lauss Werner y Christine Preussner. Instante después el perro Víctor habría ingerido el trozo de carne, lo que le causó intoxicación por envenenamiento y posteriormente la muerte.

Previamente, el 25 de julio del 2020, la mascota canina de nombre Antonia sufrió una intoxicación por envenenamiento que requirió internación y varios días para su recuperación. A su vez, el 27 de julio de ese mismo año, la mascota Sissi sufrió una intoxicación por envenenamiento.

Nota relacionada: Primer condenado por matar a machetazos a un perro

La Fiscalía sostiene que cuenta con elementos probatorios para el enjuiciamiento público del ciudadano. Además, en la acusación se menciona que conforme a la Ley 4840 de Protección y Bienestar Animal, es considerada crueldad el hecho de envenenar o intoxicar a un animal doméstico, usando para ello cualquier sustancia venenosa o tóxica. A su vez, la norma prevé como infracciones muy graves los actos de crueldad de los que resulte la muerte de un animal.

Según consta en la acusación fiscal, la veterinaria Melanie Weber en su declaración manifestó que atendió a las mascotas Sissi y Antonia cuando fueron envenenadas y que fueron tratadas con suero, antitóxicos, protector gástrico y hepático. El perro Víctor fue atendido el 4 de agosto y en aquella ocasión llegó en muy grave estado, le salía sangre de la boca y falleció una hora después aproximadamente.

Le puede interesar: ¿Qué dice la ley de protección animal?

La veterinaria afirmó que los dueños le entregaron un trozo de carne que había ingerido el animal y que ella envió al laboratorio para su análisis donde le informaron que contenía fungicida aparentemente para plantas. Confirmó que dichas sustancias del producto son tóxicas para los animales, inclusive solo al olerlas.

Dejá tu comentario