24 jun. 2024

Habitantes de Gaza “no tienen otra que regresar a ciudades destruidas”, dice la ONU

El comisario general de la Agencia de la ONU para los Refugiados Palestinos (UNRWA), Philippe Lazzarini, aseguró este domingo durante una visita a la capital jordana, Amán, que los habitantes de la Franja de Gaza no tienen otro remedio más que regresar a zonas destruidas y sin infraestructura.

Palestinos evalúan los daños tras los ataques israelíes en el campamento de Al Maghazi en el sur de la Franja de Gaza

Un palestino inspecciona los escombros de su casa familiar destruida tras un ataque aéreo israelí en el campo de refugiados de Al Maghazi, al sur de la Franja de Gaza.

Foto: EFE

En una rueda de prensa conjunta con el ministro de Exteriores jordano, Ayman Safadi, Lazzarini se preguntó sobre dónde podrían ir los habitantes de Gaza desde que el 6 de mayo las fuerzas israelíes empezaron a atacar la ciudad de Rafah, en el extremo sur de la Franja y donde se hacinaban más de un millón de refugiados.

“La pregunta es, ¿adónde van a ir? no hay ningún lugar donde ir porque ningún sitio es seguro para ellos en la Franja de Gaza”, dijo.

Lazzarini denunció que las zonas refugio están superpobladas y como consecuencia “la gente no tiene más opción que regresar a ciudades destrozadas e infraestructuras nulas, incluso aquellas que pertenecen a la ONU”.

Por su parte, el jefe de diplomacia de Jordania aseveró que “no es posible prescindir o reemplazar a la UNRWA porque cualquier otra parte no tiene las capacidades, posibilidades y conocimiento de la UNRWA”.

Lea más: EEUU reprocha a Israel cómo usa armas estadounidenses, pero sin suspender envío

En esta línea lamentó que “no se da ningún paso que pueda garantizar que las agencias de la ONU que dependen de la UNRWA en la distribución de ayuda puedan hacer llegar lo poco que ingresa en Gaza”.

“La situación en Gaza sigue catastrófica. La catástrofe sigue aumentando con la escalada de la agresión en Rafah y el norte de Gaza”, recalcó Safadi, que subrayó que el primer paso debe ser frenar la agresión y permitir la apertura de todos los cruces, permitir que las agencias de la ONU actúen con libertad, y después trabajar para la reconstrucción.

UNRWA estimó que unos 800.000 gazatíes, o cerca de la mitad de quienes se refugiaban en Rafah, se han visto obligados a desplazarse de nuevo tras la ofensiva terrestre israelí iniciada allí el pasado 6 de mayo.

Según UNRWA, desde el 6 de mayo, sólo 33 camiones de ayuda han llegado al sur de Gaza, en un momento en el que población está al borde de la hambruna y sin apenas asistencia médica.

Fuente: EFE

Más contenido de esta sección
El fundador de WikiLeaks, Julian Assange, alcanzó un acuerdo de culpabilidad con la justicia de Estados Unidos, según el cual quedará en libertad tras años de detención en el Reino Unido, según documentos judiciales conocidos públicamente la noche de este lunes.
La tasa de desempleo en Argentina subió en el primer trimestre del año a su máximo nivel desde 2021, con un mercado de trabajo fuertemente afectado por la contracción de la actividad económica y el severo ajuste fiscal emprendido por el Gobierno de Javier Milei.
El palestino Mujahid Abbadi, quien el sábado apareció en un vídeo viral malherido y atado al capó de un vehículo militar mientras las tropas israelíes le exhibían por la ciudad de Yenín, en Cisjordania ocupada, relató este lunes cómo los soldados le dispararon y pegaron antes de atarlo durante 20 minutos.
La caminata espacial de los astronautas de la NASA Tracy C. Dyson y Mike Barrat, prevista para este lunes en la Estación Espacial Internacional (EEI), fue suspendida debido a “una fuga de agua en la unidad de servicio y enfriamiento del traje espacial” de la primera, informó la agencia estadounidense.
Una cámara de circuito cerrado logró captar cómo una bomba del Ejército de Rusia explotó con intensidad muy cerca de una mujer que estaba caminando por la vereda en la ciudad ucraniana de Járkov.
Las redes que captan mujeres para explotarlas sexualmente en España se centran cada vez más en América Latina, en especial en Colombia, Venezuela y Paraguay, aprovechando la necesidad económica de sus víctimas o su desesperación para huir de la violencia, según datos oficiales y de oenegés.