28 may. 2024

Gaza

Israel se enfrenta este lunes a una ola de condenas internacionales por un bombardeo que, según las autoridades de Gaza, mató a 45 personas en un campo de desplazados en Rafah, en el sur del territorio palestino, gobernado por el movimiento islamista Hamás.
Autoridades de Gaza afirmaron que los ataques israelíes contra un centro de desplazados cerca de la ciudad sureña de Rafah dejó el domingo decenas de muertos, luego de que el primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, rechazara poner fin a la guerra en el territorio.
Un grupo de activistas propalestinos interrumpieron varias veces a los gritos este martes las comparecencias que el secretario de Estado de Estados Unidos, Antony Blinken, tuvo en dos comités del Senado, en protesta por el apoyo estadounidense a la ofensiva israelí sobre Gaza. Una de las activistas calificó de “criminal de guerra” al jefe de la diplomacia de EEUU.
El comisario general de la Agencia de la ONU para los Refugiados Palestinos (UNRWA), Philippe Lazzarini, aseguró este domingo durante una visita a la capital jordana, Amán, que los habitantes de la Franja de Gaza no tienen otro remedio más que regresar a zonas destruidas y sin infraestructura.
Estados Unidos reprocha a Israel la forma en la que usa las armas estadounidenses en la guerra en Gaza, pero no ha encontrado pruebas suficientes para interrumpir el suministro, dice un informe publicado este viernes por el Departamento de Estado.
Las delegaciones de Israel y Hamás abandonaron sin acuerdo las negociaciones indirectas en El Cairo para cerrar una tregua en la Franja de Gaza, donde el viernes continuaban los bombardeos israelíes.
Israel bombardeó el miércoles la Franja de Gaza y volvió a lanzar operaciones terrestres “selectivas” en Rafah, en el sur, en plenas negociaciones con Hamás para alcanzar una tregua en el territorio palestino devastado por siete meses de guerra.
El movimiento islamista Hamás aceptó el lunes una propuesta de alto al fuego en la Franja de Gaza después de que Israel, que afirmó estar examinando la proposición, ordenase la evacuación del este de Rafah en vistas a una anunciada invasión de esa ciudad.
La Organización Mundial de la Salud (OMS) se declaró este viernes “extremadamente preocupada” por los planes israelíes de intervenir militarmente a gran escala en Rafah, en el extremo sur de la franja de Gaza, donde 1,2 millones de palestinos se hacinan, muchos tras huir de meses de hostilidades más al norte.