Nacionales

FBI alerta a la Policía paraguaya de una amenaza de tiroteo en un colegio

La agencia federal de investigación e inteligencia FBI de los Estados Unidos alertó a la Policía Nacional que un menor de edad paraguayo alentó en su red social el tiroteo en Texas (EEUU), en el cual fueron asesinadas 21 personas y afirmó que hará lo mismo en nuestro país.

Mary Glezcu Por Mary Glezcu

Un menor de edad paraguayo alentó en su cuenta de Instagram el tiroteo en una escuela en Texas, Estados Unidos, en donde hace dos días, Salvador Ramos, de 18 años, entró en el colegio Robb Elementary con un fusil y abrió fuego en su interior, acabando con la vida de 21 personas, 19 de ellas niños de entre 10 años y 2 maestras.

Esta información llegó a la Policía Nacional tras una alerta del Buró Federal de Investigaciones, en inglés Federal Bureau of Investigation (FBI), que es la principal agencia de investigación criminal del Departamento de Justicia de los Estados Unidos.

El comisario Diosnel Alarcón, jefe del Departamento de Delitos Económicos de la Policía Nacional, informó a Última Hora que el menor de edad alentaba en su cuenta de Instagram lo acontecido en EEUU y manifestaba que él haría lo mismo en nuestro país.

Lea más: EEUU: Muere de infarto marido de profesora asesinada en tiroteo en Texas

Aseguró que el menor ya fue plenamente identificado, que ya convocaron a los padres y llevaron a profesionales sicólogos para analizar la conducta del menor, quien quedó a cargo de sus padres.

Dijo que las alertas llegan constantemente cuando las redes sociales detectan conductas de personas que quieren atentar contra su vida o también de otros tipos de hechos punibles graves como amenazas de cometer hechos punibles.

"La noticia recibida fue la alerta de un hecho punible en un colegio", expresó.

El comisario reservó la edad del menor porque están trabajando en el caso.

El nombre del menor y el de sus padres se omiten en cumplimiento del artículo 29 del Código de la Niñez, que prohíbe la publicación de datos que posibiliten identificar a los menores de edad en condición de víctima o supuesto autor de hechos punibles.

La masacre en Texas

En internet circulan varios videos grabados el martes pasado de padres y familiares de alumnos en las inmediaciones de la escuela gritando y enfrentándose a la Policía por, a su juicio, no estar interviniendo mientras en el interior se está produciendo un tiroteo.

Según la propia versión de la Policía, pasó hasta una hora desde que el autor del tiroteo, Salvador Ramos, entró en el colegio de Uvalde y hasta que fue abatido por un agente de la Patrulla Fronteriza.

Durante ese tiempo, Ramos disparó contra una clase llena de niños, causando la muerte de 19 de ellos y de dos maestras.

Nota relacionada: 21 muertos, incluidos 18 niños, en tiroteo en una escuela de Texas

Según explicó este jueves el director regional para el Sur de Texas del Departamento de Seguridad Pública, Víctor Escalón, el cerrojo de la escuela se habría encontrado abierto cuando Ramos llegó al centro, por razones que todavía se investigan.

Luego de dispararle a la cara a su abuela en la casa, Ramos se subió a un vehículo y condujo hasta las cercanías del colegio Robb Elementary, donde alrededor de las 11:30 de la mañana hora local tuvo un accidente.

Desde el lugar del accidente, caminó a pie armado con un rifle y munición hacia la escuela, momento en el que fue alertada la Policía, que tardó aproximadamente unos 12 minutos en llegar al lugar.

En su recorrido a pie hasta el centro escolar, Ramos disparó contra dos personas que se encontraban en una funeraria en la calle de enfrente, sin causarles heridas.

Le puede interesar: Suben a 21 los muertos en tiroteo en escuela de Texas

Cuando los agentes de la Policía local llegaron al lugar, oyeron disparos e identificaron el aula en que se encontraba el agresor, pero no pudieron acceder a ella porque Ramos abrió fuego contra ellos cada vez que lo intentaban.

Esos agentes pidieron refuerzos e iniciaron la evacuación de estudiantes y profesorado del resto del colegio.

Fue aproximadamente una hora después de que Ramos hubiera entrado en el colegio cuando llegaron los agentes especiales de la Patrulla Fronteriza, que lograron abatirlo.

Todavía se investigan los motivos que llevaron a Ramos, sin un historial criminal o de enfermedad mental conocido, a llevar a cabo la masacre.

Dejá tu comentario