24 jun. 2024

Fabián Domínguez: “El secreto es cambiar el énfasis en el control, no subir los impuestos”

Para aumentar la recaudación el camino es la creatividad aplicada en la fiscalización, sostiene el flamante titular de la SET. Asegura tener las manos libres para combatir la evasión y de ese modo no aumentar o crear nuevos impuestos.

Consenso. El nuevo titular de la SET dijo que en su administración el diálogo será prioridad.

Consenso. El nuevo titular de la SET, Fabián Domínguez, dijo que en su administración el diálogo será prioridad.

Daniel Duarte

ilisboa@uhora.com.py

Si hay alguien que conoce la casa es él. Fue funcionario de la Subsecretaría de Estado de Tributación (SET) durante 22 años, antes de ser relator judicial y analista fiscal en Itaipú. De vuelta a lo que considera como su hogar adoptivo, hizo una pausa en sus labores para dialogar con ÚH. Sostiene que el secreto para aumentar la recaudación es cambiar la metodología en los controles y afirmó que bajo el lema “reconciliación tributaria” buscará acabar con los enfrentamientos entre la cartera y los contribuyentes.

–Recibe una administración que recauda el 60% de todos los ingresos del Estado, pero que está enfrentada al contribuyente. ¿Revisará algunas medidas o hará grandes movidas?

–Acá tenemos una vida institucional bastante ordenada, pero estamos revisando la arquitectura reglamentaria para ver qué podemos mejorar. Es lógico que cuando hay una nueva conducción algunos procedimientos se cambien. Hay también algunas movidas, pero no mayores.

–El impuesto a la renta personal (IRP) fue uno los temas más polémicos en el gobierno saliente. ¿Cómo pretenden solucionar ese conflicto?

–Queremos acercarnos a la ciudadanía. El hashtag de esta administración es “reconciliación tributaria”, y en el marco de esa campaña es que instamos al diálogo con los afectados. Vamos a buscar tener una salida decorosa a ese impasse que existe hoy.

–¿Pero cómo? ¿Con nuevas reglamentaciones?

–La solución va a salir del diálogo, hay que recordar que tenemos varias variables, desde acciones de inconstitucionalidad y decretos recientes, hasta una ley que fue cercenada en el tiempo en su redacción. Entonces, lo más sano es sentarnos, dialogar y consensuar. Nos vamos a tomar el tiempo que sea necesario, pero vamos a llegar a una solución.

–El Estado necesita recaudar más para financiar obras, educación, salud, y algo que viene repitiendo el presidente Mario Abdo Benítez es que se combatirá fuertemente la evasión y la informalidad. ¿Cuál es la estrategia a impulsar?

–No puedo dar muchos detalles por ahora, porque perderíamos el factor sorpresa. A ver, no hay nada nuevo bajo el sol, pero con creatividad aplicada y con el apoyo de Aduanas vamos a mejorar los resultados. Para disminuir las brechas de evasión e informalidad, el secreto es cambiar el énfasis en el control, no subir los impuestos. Y justamente de nuestro éxito depende que no suban o se creen nuevos impuestos.

–Remarcó usted en su presentación que la tecnología juega un papel clave en la lucha contra la evasión.

–Exacto, buscamos potenciar la base de datos a través de la tecnología; es decir, aprovechar al máximo la información que tenemos para combatir la ilegalidad. Hay una realidad, la informalidad genera corrupción, y si esa informalidad y corrupción mezclamos con impunidad tenemos un tridente maldito que tenemos que detener.

–¿Tiene las manos libres para acabar con ese tridente que nombró? Muchas veces la evasión es cometida por gente poderosa y sin miedo.

–Absolutamente, tenemos las manos libres y el apoyo del presidente. Él nos remarcó que apliquemos la ley independientemente de quién sea. Y pensamos cumplir esa orden.

–En el tema de la informalidad y la evasión, las autoridades reclaman que la Justicia suele frenar los procesos.

–En ese triángulo maldito que mencioné antes está la Justicia, que brinda impunidad. Eso es algo que hay que empezar a cortar. Si bien nosotros tenemos solamente la injerencia en la informalidad, también contamos con otras herramientas, como por ejemplo, denunciar a jueces que traben nuestras labores ante el Jurado de Enjuiciamiento de Magistrados. Vamos a estar monitoreando muy de cerca el actuar de la Justicia.

–¿Tiene pensado revisar las exoneraciones tributarias como una forma de ampliar los ingresos?

–Hay que hacer una revisión. Las exoneraciones per se no son malas, porque hay leyes que funcionan bien, como la Ley 60/90, la Ley de Maquila y otras que incentivan la producción. Ahora, no se pueden hacer exoneraciones a cualquiera, una vez que las empresas beneficiadas estén estabilizadas hay que ir retirándolas gradualmente.

–El último presupuesto establece USD 467 millones en exoneraciones y otros gastos fiscales. Parece un poco exagerado, teniendo en cuenta las limitaciones presupuestarias.

–Hay que hacer análisis de la legislación, para ver cuán consistente es la cantidad de exoneraciones con el universo de gravabilidad que tienen los impuestos. Estamos esperando aún los resultados del estudio de la Comisión Técnica Tributaria para ver qué decisión podemos tomar en este sentido.

–¿Cuándo esperan recibir ese informe?

–En la brevedad, según lo que conversé con el ministro. Eso también nos dará herramientas para ver qué hacer con otros impuestos, como el impuesto a las rentas de las actividades agropecuarias (Iragro), que creemos que recauda poco en la actualidad.

–¿Harán cambios en el Iragro entonces?

–El Iragro hoy es desigual al impuesto a la renta comercial, industrial o de servicios (Iracis), no entendemos por qué. Partiendo de esa base vamos a ver cómo mejorar eso, pero no puedo adelantar mucho sin el informe de la Comisión.

–Un tema pendiente es el impuesto a los servicios audiovisuales. ¿Cuándo empezarán a implementarlo?

–Es otro de los temas en los que estamos trabajando, para diseñar el pago de retenciones definitivas por esos servicios. Acá hay que ser francos, estos servicios siempre estuvieron gravados por la Ley 125/91. Si no se aplicaba es otra cosa.

Currículum
Carlos Fabián Domínguez Azuaga es contador y abogado, egresado de la Universidad Nacional de Asunción (UNA). Cuenta con un masterado en Administración Tributaria, por la UNED de Madrid (España) y otro en Hacienda Pública, por la UNA. Durante 22 años ejerció funciones en la SET, en donde ocupó diferentes cargos de responsabilidad. Desde octubre del 2015 asumió en Itaipú como analista fiscal.

Más contenido de esta sección
Las ventas al público en los comercios pyme de Argentina cayeron un 25,5% interanual en febrero pasado, golpeadas por la pérdida de poder adquisitivo de los consumidores a causa de la elevadísima inflación, y acumulan un declive del 27% en el primer bimestre del año, según un informe sectorial difundido este domingo.
El mandatario decidió crear el fondo nacional de alimentación escolar esperando un apoyo total, pues quién se animaría a rechazar un plato de comida para el 100% de los niños escolarizados en el país durante todo el año.
Un gran alivio produjo en los usuarios la noticia de la rescisión del contrato con la empresa Parxin y que inmediatamente se iniciaría el proceso de término de la concesión del estacionamiento tarifado en la ciudad de Asunción. La suspensión no debe ser un elemento de distracción, que nos lleve a olvidar la vergonzosa improvisación con la que se administra la capital; así como tampoco el hecho de que la administración municipal carece de un plan para resolver el tránsito y para dar alternativas de movilidad para la ciudadanía.
Sin educación no habrá un Paraguay con desarrollo, bienestar e igualdad. Por esto, cuando se reclama y exige transparencia absoluta en la gestión de los recursos para la educación, como es el caso de los fondos que provienen de la compensación por la cesión de energía de Itaipú, se trata de una legítima preocupación. Después de más de una década los resultados de la administración del Fonacide son negativos, así como también resalta en esta línea la falta de confianza de la ciudadanía respecto a la gestión de los millonarios recursos.
En el Paraguay, pareciera que los tribunales de sentencia tienen prohibido absolver a los acusados, por lo menos en algunos casos mediáticos. Y, si acaso algunos jueces tienen la osadía de hacerlo, la misma Corte Suprema los manda al frezzer, sacándolos de los juicios más sonados.
Con la impunidad de siempre, de toda la vida, el senador colorado en situación de retiro, Kalé Galaverna dijo el otro día: “Si los políticos no conseguimos cargos para familiares o amigos, somos considerados inútiles. En mi vida política, he conseguido unos cinco mil a seis mil cargos en el Estado...”. El político había justificado así la cuestión del nepotismo, el tema del momento.