Economía

Envasan primer agua mineral premium de acuífero cautivo

El agua Gondwana reúne las características premium por que proviene de una formación geológica totalmente aislada de la superficie.

Es el agua mineral natural ideal, porque proviene de acuíferos confinados, porosos o granulares de baja mineralización. Se envasa en el sitio de extracción directamente desde la fuente, sin ningún proceso que modifique su calidad original, explica Sergio López, gerente general de Bebidas Nativas SA.

“La característica de estos acuíferos es que el agua no entra en contacto con nada, ya que es como una caverna o un pozo cerrado. El único contacto que ahora tiene con el exterior es el tubo que introducimos para hacer la extracción en la planta industrial ubicada en la ciudad de Itacurubí de la Cordillera, en el km 3 de la ruta Itacurubí-Valenzuela”, comentó.

El producto salió a la venta en octubre pasado con comunicaciones a través de las redes sociales y en góndolas de algunas cadenas de supermercados, tiendas gourmet, restaurantes y hoteles.

La firma se prepara para exportar en algún momento, ya que tras participar de la última edición de la Feria de Alimentos SIAL, en Francia, han contactado con varios interesados con los que hoy están en proceso de negociación. Además, un representante de la firma formó parte de la delegación empresarial que acompañó al presidente Cartes en Dubái.

PRODUCCIÓN. La capacidad de producción o envasado de la planta está limitada a la cantidad de envase que puede producir que es de 1.000 litros/hora, pero en la medida que la demanda crezca puede ampliarse hasta un 80%. Hoy la producción utiliza el 1% o 1,5% de la capacidad del pozo, señaló López.

La presentación es en botellas de vidrio de 370 ml que se comercializan a 12.000 guaraníes; de 600 ml a 17.000 guaraníes y bidones de 20 litros, que en la primera compra cuesta 100.000 guaraníes porque incluye pico servidor y botellón; la reposición cuesta 40.000 guaraníes.

CARACTERÍSTICA. El agua Gondwana garantiza, por las características minerales que tiene el reservorio, la máxima pureza que se puede encontrar en forma natural.

Explica López que las aguas comunes, de bajo grado de pureza, se someten a diversos tratamientos de filtrado o físico-químicos y luego se mineralizan de manera artificial.

“Nuestra agua es pura desde el pozo; cualquier grado de contacto que tenga con algún elemento del exterior anula sus propiedades de inocuidad. Nuestro bidón tiene un sistema que llamamos cerrado, porque con el pico dosificador se garantiza que al servir tenga la misma propiedad que cuando salió del pozo”, asegura.

Sobre el envase, explicó que son de vidrio porque el material garantiza un mayor tiempo de conservación, de hasta 3 años y el plástico es de 3 a 6 meses, dependiendo de la calidad del envase.

Dejá tu comentario