Política

El Gobierno de Marito no prevé recordar la caída de la dictadura

 Hasta el momento, el Gobierno del presidente Mario Abdo Benítez no tiene previsto realizar ningún acto de recordación de los 30 años de la caída de la dictadura stronista.

Desde la Presidencia indicaron que el jefe de Estado no confirmó la realización de algún evento en conmemoración de la caída de la dictadura, como sí lo harán sectores sociales y oenegés.

El presidente, apodado por muchos como “el heredero de la dictadura”, es hijo de quien fuera secretario privado del dictador paraguayo.

Don Mario Abdo Benítez era secretario privado de Alfredo Stroessner y formó parte del Cuatrinomio de Oro, el círculo más cercano al dictador, también integrado por Adán Godoy Jiménez, ex ministro de Salud; Eugenio Jacquet, ex ministro de Justicia, y Sabino Augusto Montanaro, tenebroso ex ministro del Interior. Es por eso que su figura es rechazada por familiares de víctimas del régimen stronista, que exilió a varios compatriotas y dejó más de 500 desaparecidos.

Cuando cayó el régimen dictatorial en 1989, Marito tenía 16 años y se encontraba estudiando en los Estados Unidos.

Lea más: Con cine y festival recordarán 30 años de la caída de la dictadura en La Chispa

Durante su asunción presidencial en agosto pasado, Mario Abdo Benítez utilizó el Chevrolet Caprice en medio de los actos oficiales. Era el mismo vehículo que Alfredo Stroessner usaba durante su régimen dictatorial, hecho que fue sumamente cuestionado por varias organizaciones. El vehículo, de hecho, es propiedad de la familia del actual mandatario.

También se le endilga a Abdo Benítez que nunca hizo un mea culpa de los crímenes cometidos durante el régimen que gobernó desde 1954 hasta el año 1989.

Marito asistió a la ciudad de Brasilia el 16 de agosto del año 2006 durante el sepelio del dictador Stroessner. Fue uno de los que alzaron el féretro del ex hombre fuerte del Paraguay.

Lea también: “El presidente nunca pidió disculpas por los crímenes del stronismo”

ACTOS. Las diferentes organizaciones sociales y políticas, así como de derechos humanos, realizarán varios actos recordatorios de lo que implicó la dictadura stronista en el Paraguay, así como de sus consecuencias que llegan hasta la actualidad, y en el marco de los 30 años de la caída del régimen militar de Alfredo Stroessner lanzaron el eslogan “30 años: es tiempo de memoria, juicio y castigo”.

La gran marcha está planeada para el sábado 2, a las 9.00 de la mañana, desde la Plaza de los Desaparecidos, ubicada al costado del Palacio de Gobierno, y tendrá como destino la Plaza de la Democracia, en las calles Oliva e Independencia Nacional.

Asimismo, se tiene previsto un acto y marcha de los militares excombatientes de 1989, quienes desde hace años vienen solicitando indemnizaciones por parte del Estado.

Dejá tu comentario