Especiales

El día que se frustró el secuestro de Óscar González Daher

Un curioso hecho que se produjo el 10 de julio de 2001, y que cobró sentido recién años después, reveló que un grupo vinculado a los hoy cabecillas del EPP planeó un golpe contra el entonces diputado colorado y titular del Jurado de Enjuiciamiento de Magistrados (JEM), Óscar González Daher.

Rodrigo Houdin Por Rodrigo Houdin

Entre las 18:30 y 19:00 del 10 de julio de 2001, una patrullera de la Policía Nacional se trasladó hasta las inmediaciones del Club Olimpia, sobre la avenida Mariscal López de Asunción, alertados sobre la presencia de dos vehículos sospechosos que estaban estacionados en el lugar.

Ante el intenso tráfico característico de la hora pico en Asunción, los agentes de la Comisaría 6ª Metropolitana decidieron bajar de la patrullera y verificar a pie a los ocupantes de un automóvil Nissan tipo Sunny que estaba en el lugar.

Tras percatarse de la presencia policial, los cinco sospechosos, quienes curiosamente vestían como agentes de la Policía Municipal de Asunción, decidieron bajar del auto y huir a pie en medio de una balacera. Fueron rescatados a pocos metros por un Peugeot 505.

Un uniformado resultó herido, mientras que los sospechosos huyeron precipitadamente. El Peugeot fue localizado horas después en el interior de un estacionamiento situado sobre la calle 25 de Mayo de Asunción.

Los delincuentes dejaron el sitio en una camioneta que fue ubicada esa misma noche en el barrio Mariscal Estigarribia.

Lea además: Ex fiscal general reconoce que subestimaron el origen del EPP

Alguien importante estaba en la mira

Tras la verificación de los vehículos abandonados, la Policía se incautó de dos cócteles de bombas molotov, una bomba de fabricación casera, con una mecha lenta de 7 cm y que contenía un colchón de dinamita con balines de acero en su interior.

Debido a la perfección con la que se realizó la fuga de los sospechosos, la logística y los elementos incautados, el entonces comandante de la Policía Nacional, Blas Chamorro Barcovich, decretó alerta máxima, cercó el área metropolitana y se acuarteló a todo el personal policial.

Las autoridades intuyeron de que el objetivo de los delincuentes era alguien importante. No obstante, este hecho no fue investigado con rigurosidad, según lo reconoce el ex fiscal general del Estado Óscar Germán Latorre.

En el 2001, la palabra secuestro no formaba parte del imaginario en Paraguay.

diario daher secuestro.jpeg
Publicación de Última Hora sobre el incidente sobre la Avenida Mariscal López.

Publicación de Última Hora sobre el incidente sobre la Avenida Mariscal López.

¿Era Óscar González Daher el objetivo?

El incidente en inmediaciones del Club Olimpia cobró sentido años después, tras un operativo realizado en un área rural de Sanguina Cué, San Pedro, el 28 de julio de 2003. En la ocasión fue detenida Carmen Villalba y también se encontró un arsenal de armas.

El operativo en Sanguina Cué formó parte de las investigaciones del plagio de María Edith Bordón de Debernardi (2001), considerado como el hecho que dio origen a la industria del secuestro y el principio del grupo terrorista Ejército del Pueblo Paraguayo (EPP).

Antecedentes del caso: Un senador pudo ser el primero

Una investigación del periodista Luis Bareiro, publicada en el diario Última Hora, el 24 de enero de 2010, vinculaba por primera vez este hecho con un posible secuestro de Óscar González Daher.

El cruzamiento de datos de inteligencia y del Ministerio Público, sobre los orígenes del EPP, permitió concluir que el difunto político colorado era el objetivo del plagio frustrado.

La lista de posibles víctimas de secuestro

El ex fiscal general del Estado Óscar Germán Latorre recodó que se había llegado a la conclusión de que el objetivo del golpe frustrado era González Daher. No obstante, no supo precisar si es que existió una identificación en el hecho particular o se englobó con lo que los mismos secuestradores decían sobre sus planes.

“Esto fue antes del secuestro de María Edith, recuerdo que hubo un memorándum donde aparecía una lista de personas seguidas como posibles candidatos a secuestro, pero no recuerdo muchos detalles al respecto. Eran unas 10 personas que eran investigadas por ellos”, dijo.

Cuando aparece la lista de los posibles secuestrados, varios legisladores, empresarios y comunicadores fueron alertados sobre la presencia de sus nombres. El propio Óscar González Daher, quien entonces era diputado, había avisado a sus pares sobre el riesgo.

Además de la lista de secuestrables, fueron hallados recortes periodísticos donde se hacía referencia a Óscar González Daher y varias fotografías del difunto político colorado.

Una fuente de la inteligencia militar que trabajó en el caso confirmó recientemente que los documentos extraídos de la computadora confiscada a Carmen Villalba en Sanguina Cué fueron claves para vincular el golpe frustrado el 10 de julio de 2001 con el mismo grupo que dio origen al EPP.

arsenal.png
Parte del arsenal de armas incautadas durante el allanamiento en Sanguina Cué.

Parte del arsenal de armas incautadas durante el allanamiento en Sanguina Cué.

El secuestro frustrado obligó al grupo armado a permanecer en silencio por un tiempo, hasta que el 16 de noviembre de 2001, ya como un brazo armado del Partido Patria Libre, se produce el secuestro de María Edith Bordón de Debernardi.

En el 2012, un año después de que Óscar González Daher haya planteado, desde su condición de titular del Congreso, fortalecer acciones para eliminar al EPP, apareció una supuesta nueva amenaza de secuestro contra él, supuestamente por parte del mismo grupo criminal.

Vínculo del hecho con los líderes el EPP

Uno de los vehículos utilizados por los sospechosos en el episodio frente al Club Olimpia fue robado una noche antes a una mujer, mientras que el Peugeot, aún tenía polvo por el poco uso, tenía como comprador final a Rafael Meizoso.

Según fuentes de inteligencia miliar, antes del incidente, Meizoso fue interrogado por la Policía Antiterrorista de Argentina en la frontera con Paraguay por sus vínculos con Marcela Alejandra Acevedo, quien colaboró con la fuga de integrantes del grupo guerrillero Frente Patriótico Manuel Rodríguez de una cárcel de máxima seguridad chilena, el 30 de diciembre de 1996.

Te puede interesar: Grupo delictivo usa manual de procedimiento de Sanguina Cué

Documentos incautados en Sanguina Cué señalan que los líderes del EPP, Alcides Oviedo y Carmen Villalba, realizaron viajes a Chile, entre 1995 y 1996, donde tomaron contactos con adherentes del Frente Patriótico Manuel Rodríguez (FPMR), quienes los entrenaron en técnicas de guerrilla para el manejo de armas y explosivos. Las fechas incluso coinciden con la fuga de los activistas chilenos.

Los nexos entre los hoy miembros del autodenominado Ejército del Pueblo Paraguayo, el Frente Patriótico Manuel Rodríguez de Chile y las Fuerzas Revolucionarias de Colombia (FARC) fueron comprobados mediante correos electrónicos y fotografías.

Los lazos entre Patria Libre, las FARC y el FPMR incluso trajeron al país, en 1998, al portavoz de las Fuerzas Revolucionarias de Colombia, Javier Calderón, quien el 25 de siembre de ese año, junto a Juan Arrom, se reunió con el entonces titular del Congreso, Luis González Machi.

Luis González Machi ocupaba el cargo de presidente de la República cuando se produjo el incidente en el que se frustró el secuestro de Óscar González Daher.

Dejá tu comentario