Política

"EEUU nos vino a decir que nuestras instituciones no funcionan, y es grave"

El ex juez electoral sostuvo que la fiscala general del Estado "es lo peor que le pudo pasar al país" y advirtió que  la partidización de la Justicia es muy grave. Dijo que EEUU pide que  instituciones funcionen. 

Carlos Manuel Peralta Por Carlos Manuel Peralta

El investigador Jorge Rolón Luna ahondó acerca de las acusaciones de EEUU sobre Horacio Cartes y Hugo Velázquez, y todo el terremoto político que acarreó al ser declarados como “significativamente corruptos”. Se refirió a la situación política actual tras el rechazo y archivamiento del juicio político a Sandra Quiñónez, y aseveró que existe una gran crisis de institucionalidad en el Ministerio Público y el Poder Judicial.

–¿Qué piensa de la declaración de Estados Unidos sobre Cartes y Velázquez?

–Lo que acá es importante es cómo reacciona el Gobierno, y la clase política en general ante esa declaración en el sentido de que somos un país que nos declaramos soberanos, y todo lo que se haga en materia institucional debe responder a nuestras necesidades y a visiones que tenemos los paraguayos sobre esos temas. Es penoso que un gobierno extranjero tenga que señalarnos a un político poderoso (Cartes), con contactos y con tentáculos, como significativamente corrupto e involucrado en actividades de terrorismo y lavado. Y en cuanto a Velázquez, me llama la atención la inmediata renuncia tanto de su candidatura como a su cargo de vicepresidente. Es una reacción absolutamente diferente de la que se vio en el cartismo que intentó menospreciar, menoscabar, la declaración del Gobierno norteamericano. Es realmente lamentable que en un país la vida política se defina por lo que hace y dice un gobierno extranjero, así como es triste que los corruptos –un ex presidente colorado y un actual vicepresidente colorado– sean declarados como corruptos sin que nuestro sistema de justicia no se haya dado cuenta, porque en ambos casos, tanto en lo que hace a la trayectoria comercial como la trayectoria política desde el Estado de Velázquez, eran cosas que se decían en todos los ámbitos. El problema es que nuestro sistema de Justicia no se enteró nunca y eso es grave porque nos habla de un subdesarrollo institucional extremo que llega a la tutela.

–Demuestra la debilidad de nuestras instituciones...

–Lo que se puede concluir es que el Gobierno norteamericano nos dice esto, primero porque es su costumbre intervenir y, segundo, porque piensa que nuestras instituciones no están actuando en función de lo que se sabe de estos señores y a la información que se tiene con base en sus actividades ilícitas. Está diciendo que este Gobierno no funciona, tenemos que decirlo nosotros. Lo que quieren es presionar. No lo dicen casualmente. Están pidiendo que las instituciones paraguayas funcionen para un tema de interés estratégico de ellos. Lo que dicen y nos debería interesar a nosotros es: las instituciones de ustedes no funcionan, y entonces les tenemos que tutelar y hacer estos señalamientos para ver si la cosa se mueve. Para nosotros es corrupto, está vinculado a terrorismo, a lavado de dinero, y ustedes no hacen nada. Eso es lo que nos dicen y eso es lo grave.

–¿Cómo impacta esta situación en el oficialismo, el cartismo, en la propia ANR?

–Es difícil de saber. Creo que en algunos actores aliados al cartismo esto ya está haciendo mella y va a seguir haciendo. Me imagino que algunos sectores aliados del empresariado se están empezando a apartar porque no quieren problemas con EEUU y son sectores muy vinculados a la Embajada, o tienen negocios con capital norteamericano. Cómo va a incidir en los votantes es difícil saber. Muchas veces, estos hechos pueden victimizar a quienes fueron reprendidos por Estados Unidos. Tal vez no sea el caso de Cartes o de Velázquez, que no son unos rebeldes contra EEUU, no es que reaccionan contra el intervencionismo americano, absolutamente. No sabría decir cómo va a impactar, pero de que va a impactar, sí.

–¿Estas designaciones de corruptos a Cartes y Velázquez favorece en forma directa a la oposición?

–En términos futbolísticos sería como que a tu rival se le expulsan a dos jugadores, te da una ventaja, pero el gol lo tenés que meter. El partido se gana con goles y hay que ver la capacidad de la oposición que debe aprovechar esta coyuntura inmejorable. Son dos misiles quirúrgicamente lanzados al corazón de la ANR por un lado, y por otro lado uno tiene que aprovechar esa venta comparativa y competitiva, y hay que ver si la oposición está a la altura y hace las movidas que corresponden hacer en este momento, que es la unidad y luego hacer una campaña que aborde los temas que importan a la gente.

–¿Cómo queda el país con todo esto?

–Esos dos misiles que impactaron en la estructura de la ANR dan la razón que muchos hemos tenido a lo largo del tiempo, que este país se ha convertido en un antro de corrupción y del crimen organizado, el lavado de dinero, que se captura al Estado para fines personales. Todo esto vienen los norteamericanos a refrendar nada más. Se sabía, era un secreto a voces. Lo triste es que nuestro sistema de Justicia está cooptado por el dinero o por la política de este establishment colorado que viene desangrando al país, que nunca se sacudió del poder y de esa falta de independencia para limpiar la política.

–¿Cree que la denuncia que presentaron con el senador Pedro Santa Cruz sobre magistrados y fiscales afiliados tendrá eco favorable?

–Hay toda una movida que tal vez no sea homogénea ni granítica, pero de sectores con mucho poder para mantener las cosas como están. El hecho de que haya funcionarios afiliados se explica en gran parte por las exigencias que han existido en la Corte para que ellos se afilien a partidos políticos. Muchas veces, los funcionarios no son tan culpables porque se les exige afiliación. Es negocio de los partidos y, especialmente, de la ANR. Es la continuidad de un modelo histórico que va a tener resistencia. Se hizo mucho énfasis en el tema de los magistrados que votaron y no tanto en la afiliación. Va a depender que desde el Congreso y desde los medios se insista con eso. Dejamos de hablar de esto y tanto el Jurado, la Corte se olvida. El Ministerio Público no movió un dedo, cuando que en el caso de los fiscales es más grave este hecho. Esta fiscala (Quiñónez) es lo peor que le pudo pasar al país en ese cargo.

–¿La oposición tiene también jueces y fiscales afiliados?

–Eso es bueno remarcar. La ANR hasta que hicimos la denuncia tenía en su página web su padrón con toda la información que uno necesita para hacer una denuncia como esta. Ahí estaba toda la nómina de personas afiliadas, la fecha de afiliación y si votó o no en las últimas internas. Cuando hicimos la denuncia, la ANR levantó esa información. Los otros partidos no visibilizaban tal cosa. Entonces nos queda pensar dos cosas, que los otros partidos no son tan transparentes como la ANR o que la ANR es tan caradura que ni siquiera le importa guardar las formas pensando que nadie iba a hacer lo que hicimos. Vamos a seguir haciendo las denuncias. Está pendiente lo de la Defensa Pública también. Hay una cantidad enorme de defensores públicos afiliados. Estamos recabando información para hacer toda la denuncia.

–¿Cómo vio el archivamiento del juicio político a la fiscala general?

–Es una muestra de la impunidad que existe. Y me refiero al hecho de que las causales para enjuiciar a Sandra Quiñónez fueron bastante bien expuestas y tenían la gravedad que amerita un juicio político medianamente serio.

  • Lo triste es nuestro sistema de Justicia cooptado por el dinero o por la política de este establishment colorado que desangra al país.
  • Esos dos misiles que impactaron en la estructura de la ANR dan la razón a los que decimos que este país es un antro de corrupción.
  • Hay que ver si la oposición está a la altura y hace las movidas adecuadas de unidad y de campaña sobre grandes temas.

Dejá tu comentario