Nacionales

Dueño de concesionaria desmiente adulteración de chasis de vehículo vendido

El dueño de una concesionaria de Encarnación desmintió la adulteración de chasis de un vehículo vendido por el valor de G. 50 millones, que fue denunciado por un comprador. El empresario sostuvo que en ningún momento hubo estafa y menos mala fe en la negociación del rodado.

Benigno Santander Galeano, propietario de Santander Automotores, ubicado en la ciudad de Encarnación, del Departamento de Itapúa, desmintió que el chasis del camión vendido a René Aníbal Bordón Wiesenhutter haya sido adulterado.

El lunes último, Bordón, bajo patrocinio del abogado Heber Julián Mereles Giménez, presentó una denuncia penal por los hechos punibles de estafa, reducción y amenaza contra el dueño de la concesionaria de vehículos, porque supuestamente le vendió un camión con el chasis adulterado, causándole un daño patrimonial de G. 50 millones al comprador.

Nota relacionada: Denuncian a concesionaria por vender vehículo con el chasis adulterado

Ante dicha denuncia, Santander se comunicó con nuestro medio para desmentir el hecho, mostrando los documentos pertinentes, y aclaró que en el año 2017 dicho chasis fue remarcado a pedido del anterior dueño para que fuese más legible, ya que estaba muy borroso.

Asimismo, manifestó que todas las documentaciones sobre el historial del vehículo obran en poder de las partes y que el contrato privado de compraventa fue realizado en una escribanía pública de Encarnación.

Concesionaria Santander Automotores 2.jpeg

Santander agregó que dentro de dichas documentaciones se encuentra la autorización de remarcación, consignando además todos los datos del historial del vehículo, cuyo despacho data del año 1984.

El propietario de la concesionaria lamentó que el comprador haya preferido ir a un taller mecánico y no al Registro Único del Automotor para la verificación del vehículo.

Se trata de un camión de la marca Mercedes-Benz, modelo 1113, año 1975, color blanco, con chasis N° 34403311254571AXG788, matrícula N° AXG788, adquirido por René Bordón de la concesionaria Santander Automotores, por la suma de G. 50 millones.

El empresario sostuvo además que en ningún momento hubo estafa y menos mala fe en la negociación del rodado.

Dejá tu comentario