Nacionales

Denuncian a concesionaria por vender vehículo con el chasis adulterado

Una concesionaria de vehículos fue denunciada ante el Ministerio Público de Encarnación por los hechos punibles de estafa, reducción y amenaza. La playa habría vendido a un cliente un rodado con el chasis adulterado, ocasionándole un daño patrimonial de G. 50 millones, monto que se niegan a devolver.

La denuncia fue presentada el pasado lunes por René Aníbal Bordón Wiesenhutter, domiciliado en la localidad de Obligado, bajo patrocinio del abogado Heber Julián Mereles, contra el señor Benigno Santander Galeano, propietario de Santander Automotores, ubicado sobre la ruta PY06, esquina Teniente 1° Petronilo Zayas, de Encarnación.

“Bajo engaño me ha vendido un vehículo, cuyo chasis se encuentra con irregularidades que fueron encubiertas a tal punto que no son visibles a simple vista. Al vehículo que me vendió este señor le unieron partes de otro chasis”, señala la víctima en su denuncia penal presentada ante la Fiscalía.

Según los antecedentes, en fecha 16 de febrero de 2021, el denunciante René Aníbal Bordón Wiesenhutter adquirió del señor Benigno Santander Galeano un camión de la marca Mercedes Benz, modelo 1113, año 1975, color blanco, con chasis N° 34403311254571AXG788 y con matrícula AXG788, a nombre de Patricio Müller Velázquez, por la suma de G. 50 millones, monto que fue recibido íntegramente por el hoy denunciado.

“Grande fue mi sorpresa cuando mi mecánico me avisa que el chasis del vehículo que compré se encontraba adulterado. Con el fin de aclarar mis dudas, pregunté a otras personas sobre la posible adulteración y todas me confirmaron que el chasis efectivamente se encontraba adulterado”, detalla parte de la denuncia.

A raíz de esta situación, tanto la víctima como su abogado se comunicaron vía telefónica con el propietario de la concesionaria para exigir una explicación. El señor Santander manifestó que se encontraba de viaje y que su hijo solucionaría el problema.

“Es así que mi abogado llamó a su hijo, quien manifestó que no podrá reunirse con nosotros en ese momento a dar una explicación y devolver la suma de dinero que le fue entregada. Minutos después, el mismo me llama reclamándome el hecho de comunicar a mi abogado la situación, para posteriormente amenazarme de que, si continuaba con mis reclamos, tomaría represalias hacia mi persona y mi familia y que terminaría perdiendo más de los G. 50 millones”, relata en su denuncia Bordón.

Tras la sospecha de adulteración del chasis y la denuncia formulada en la Fiscalía, la víctima decidió rescindir el contrato de compra-venta suscripto con el señor Santander y exige la devolución del dinero. La decisión irrevocable de rescindir el contrato fue comunicada tanto al denunciado Benigno Santander Galeano como a la notaria y escribana pública María Elena Doldán, en cuya Escribanía fue celebrado el contrato privado de compra-venta.

Dejá tu comentario