Política

Diputada pide trato especial y no hay apoyo a destitución

 

El pedido de desafuero de la diputada cartista Del Pilar Medina llegó ayer a la Cámara de Diputados remitido por la jueza penal Lici Sánchez, a solicitud de la fiscala Belinda Bobadilla, quien formuló imputación por violación a la cuarentena sanitaria contra la legisladora.

Su caso ya está en manos de la Justicia, es lo que alega la mayoría de los diputados, sobre todo colorados cartistas, para sostener que no existe causal, a su criterio, para una pérdida de investidura, por lo que no hay números para una eventual destitución.

El líder de la bancada de Honor Colorado, Basilio Bachi Núñez, dijo que está dispuesto a escuchar argumentos pero que considera que no existen causales de pérdida de investidura.

En tanto que el diputado Derlis Maidana indicó que es la Justicia la que debe determinar si hubo hecho punible y que hay que darle tiempo a la investigación.

El también cartista Walter Harms comentó que si bien Medina supuestamente cometió un acto de irresponsabilidad como ciudadana, no hay causal de destitución porque, según su opinión, no existe tráfico de influencias.

Coincidió con el criterio su colega Justo Zacarías, quien manifestó que la diputada cometió un error, pero no hay razón para retirarle su banca.

Defensa. Del Pilar Medina se pronunció a través de las redes sociales para responder a la avalancha de críticas por haber viajado durante una pandemia y no concluir con el aislamiento establecido. Aclaró que la Cámara no costeó sus pasajes ni viáticos. Indicó que cuando regresó del viaje, el 15 de marzo, y hasta la fecha, no presentó síntomas y que el decreto que declara emergencia fue emitido un día después de su vuelta, pero igualmente tomó las medidas preventivas.

Medina viajó a un congreso religioso en Lima, Perú, en momentos en los que las autoridades nacionales pedían no salir, además, ya se habían confirmado casos de Covid-19 en aquel país.

La diputada debía cumplir el aislamiento hasta el 30 de marzo, pero el 24 estuvo reunida con el Frente Parlamentario de Lucha contra la Tuberculosis; y el 25 asistió a la sesión de Diputados, justificando que el decreto del Ejecutivo le habilitaba a circular.

Se comparó con el caso del ministro Juan Ernesto Villamayor y pidió que la Justicia le dé el mismo trato que se le dio al jefe de Gabinete.


Amarilla pide destitución de Medina
La diputada liberal Celeste Amarilla fue una de las pocas que se pronunció sobre los actos de su colega Del Pilar Medina y pidió que sea expulsada.
“No se fueron (senadora María Eugenia Bajac y Medina) en misión parlamentaria. Tienen que ser expulsadas del Congreso y tienen que devolver el dinero”, expresó Amarilla.
También anunció que impulsará la pérdida de investidura de su colega.
“Como si fuera que hacía falta su presencia, ambas pueden faltar un año y nadie se va a dar cuenta. Al contrario, quizás el país funcione mejor sin ellas”, agregó.
Diputados deberá tratar el pedido de desafuero de Medina para que sea sometida a la Justicia.

Dejá tu comentario