Mundo

Coronavirus deja a Wuhan como una ciudad fantasma

Imágenes aéreas muestran cómo luce Wuhan desde que fue puesta en cuarentena, mientras las autoridades intentan detener la propagación del coronavirus.

Un dron registró cómo las calles de Wuhan se encuentran vacías desde que se produjera el estallido de contagios del coronavirus. Hasta el momento esta extraña neumonía ocasionó 106 muertos y 4.515 infectados en China.

Nota relacionada: Difunden terribles imágenes del mercado de Wuhan donde se originó el coronavirus

El video muestra cómo esta ciudad, que tiene 11 millones de habitantes, se mantiene aislada del mundo desde que fue puesta en cuarentena.

Embed

¿Cómo era la ciudad antes?

Estas son algunas de las características habituales, antes de que el coronavirus estallara en la ciudad:

- Nudo de comunicaciones

Wuhan está en el cruce de dos ejes importantes: el Yangtsé, el río más largo de Asia, que cruza la ciudad de oeste a este, y el eje norte-sur, Pekín-Hong Kong.

Capital de la provincia de Hubei, la ciudad asistió en 1957 a la apertura del primer puente construido sobre el Yangtsé. Debido a su localización estratégica, en Wuhan se encuentran varios consulados (Francia, Reino Unido, Estados Unidos) y es una plataforma aeroportuaria de importancia, con conexiones directas a Europa, Oriente Medio y Estados Unidos.

- Cuna de la revolución

En octubre de 1911, un motín en un cuartel de la ciudad dio la señal de la revolución que conduciría a la caída del último emperador de China, el joven Puyi, de 3 años.

Los habitantes de la provincia, apodados Hubeilao, tienen fama de duros. Wuhan es conocida por su clima estival extremo: junto con Nankin y Chongqing, es uno de los tres hornos del Yangtsé.

- Siderurgia e industria tecnológica

Con su céntrica ubicación, la ciudad se benefició durante la época de Mao de la estrategia de desplazamiento de las industrias hacia las regiones del interior del país, juzgadas mejor protegidas.

En la actualidad, es uno de los centros de la industria siderúrgica, donde se fabrica el 60% de las vías de ferrocarril de alta velocidad del país.

Sus fábricas atraen a una población masiva de trabajadores de otras regiones: son unos 5 millones, según el alcalde.

La ciudad también es pionera en nuevas tecnologías. En una clasificación del Milken Institute, Wuhan era en 2019 la novena ciudad china “con mejor rendimiento”, con sectores como el de los microprocesadores o la biomedicina.

Unas 160 empresas japonesas, de todos los sectores, están presentes allí.

- Base de Renault y PSA en China

Wuhan es también un importante punto de la industria automotriz. En 1969, allí fue fundado Dongfeng, el segundo fabricante del país, y socio de los japoneses Nissan y Honda, así como de los franceses PSA y Renault.

Con más de diez fábricas de vehículos y unos 500 fabricantes de equipos, el sector produce unos 400.000 millones de yuanes anuales (52.300 millones de euros), según cifras del Changliang Daily.

La ciudad habría producido 1,7 millones de vehículos en 2018.

PSA cuenta con tres fábricas en Wuhan, con 2.000 empleados. Su rival Renault abrió allí a principios de 2016 su primera planta en China, y a ella le siguieron los fabricantes de equipos Faurecia y Valeo.

Expertos dicen que coronavirus durará varios meses

La epidemia del nuevo coronavirus que apareció en China, 2019-nCoV, afectará como mínimo a decenas de miles de personas y durará al menos varios meses, estiman expertos en epidemiología con base en los primeros datos disponibles.

“El mejor escenario sería que continuara en la primavera, el verano (boreal) y luego se apague”, dijo a la AFP David Fisman, profesor de la Universidad de Toronto que escribió un análisis del virus para la Sociedad Internacional de Enfermedades Infecciosas.

Coronavirus China
Un cliente pasa frente a estantes vacíos en un supermercado tras el brote de un nuevo coronavirus, en Hong Kong, China.
Un cliente pasa frente a estantes vacíos en un supermercado tras el brote de un nuevo coronavirus, en Hong Kong, China.

“No es algo que se vaya a terminar la próxima semana o el próximo mes”, dijo Alessandro Vespignani, un profesor en la Northeastern University que forma parte de un grupo de investigadores que gestiona un panel en línea sobre el brote.

Nota relacionada: China vive su Año Nuevo más triste a causa del coronavirus

Los epidemiólogos no tienen una bola de cristal. Solo tienen información fragmentada sobre el nuevo virus, que apareció en diciembre. Utilizan modelos matemáticos para estimar el número de casos, a partir de la fecha actual, y compararlos con brotes pasados, pero muchas de sus hipótesis siguen siendo inciertas.

Hasta el fin de semana pasado, los investigadores pensaban que las personas infectadas no eran contagiosas hasta que comenzaban a mostrar síntomas, como fiebre, problemas respiratorios y neumonía. Pero las autoridades chinas dijeron el domingo que habían determinado lo contrario.

Las autoridades de salud de Estados Unidos dijeron el lunes que no habían visto evidencia de que los pacientes asintomáticos puedan infectar a otras personas. Pero si pueden, esto definitivamente cambiaría la dinámica del brote.

Las primeras estimaciones sobre la duración del periodo de incubación –aproximadamente dos semanas– son recientes.

Paciencia

En días recientes, distintos expertos han calculado un parámetro importante para cualquier brote: el número de reproducción básico, o “R0”. Representa el número de personas contaminadas por una persona infectada. Las estimaciones varían de 1,4 a 3,8 según Fisman, cifras que se consideran moderadas.

Esto es solo un promedio: algunos pacientes pueden infectar a muchas personas, mientras que otros infectan solo a unos pocos.

“Por sí solo, no es motivo de pánico”, dijo Maimuna Majumder, investigadora en la Universidad de Harvard y del Boston Children’s Hospital.

Majumder asegura que la tasa es de 1,3 para la gripe estacional (que provoca millones de casos por año) y entre dos y cinco para el síndrome respiratorio agudo grave (SRAS), que resultó en 8.000 casos y 774 muertes, la mayoría en China continental y Hong Kong en 2002-2003. En comparación, la tasa del sarampión varía de 12 a 18.

Lea también: China empieza a desarrollar vacuna contra nuevo coronavirus

Las cuarentenas y las medidas de aislamiento, el lavado sistemático de manos y el uso de las máscaras podrían ayudar a reducir el número promedio de personas infectadas. Si la tasa cae por debajo de uno, la epidemia se extinguirá.

El coronavirus está generando una angustia creciente en el mundo ante los 106 fallecidos.

Pero los efectos de las medidas de control que China implementó no se reflejarán en una semana o dos, dicen los investigadores, basándose en el ciclo del virus.

“Mientras más aprendemos sobre él, más se parece al SRAS”, dijo Fisman. “El SRAS era controlable, esperemos que esto también lo sea. Pero no lo sabremos por unas pocas semanas más”.

“Serán muchas semanas, probablemente meses, y nadie sabe a dónde irá”, agregó.

El número oficial de casos es más de 4.000 en China, con más de 100 muertos, y unos 50 infectados fuera del país.

Nota relacionada: Ya son 80 muertos y más de 2.000 infectados por el coronavirus en China

Pero el número real de casos chinos, incluidos los que aún no se han detectado, es probable que sea más de 25.000, dijo Vespignani, según el análisis del grupo coordinado por Northeastern.

Los investigadores de la Universidad de Hong Kong estiman que el número actual de casos superó los 40.000.

“Es fácil llegar al doble o al triple, incluso solo en la ciudad de Wuhan”, el epicentro del virus, dijo Vespignani. “Si comenzamos a ver otras áreas más grandes afectadas, esos números serán mucho, mucho más grandes”.

Dijo que no quiere estimar el número de posibles muertes. La tasa de mortalidad, hasta ahora, ronda el 3%, pero es un dato que tiende a fluctuar: aumentan al principio a medida que mueren los pacientes más vulnerables, luego caen y luego vuelven a aumentar a medida que otros mueren.

Fuente: AFP.

Dejá tu comentario