Nacionales

Confuso episodio de asalto: Le robaron el auto "para que aprenda la lección"

Un chofer repartidor de un comercio fue víctima de un asalto en la madrugada de este martes. Tras el robo, el vehículo fue abandonado con una nota donde el supuesto autor le confesaba que fue "para que aprenda la lección".

Un confuso episodio se dio en Capiatá, a la altura del kilómetro 18, durante la madrugada de este martes. Francisco Torres de 31 años, un chofer de un comercio, transportó a un hombre que le había solicitado que lo lleve a la ciudad de Ñemby.

De acuerdo con el relato de Torres a NPY, él accedió al pedido y llevó al hombre hasta una zona oscura donde este último le dio el grito de asalto y le exigió que baje del auto. La víctima le dijo que el vehículo no era de su propiedad, pero que le daría todo el dinero que portaba.

Pese a ello, el delincuente lo obligó a bajar del rodado y lo dejó en el sitio. Tras el hecho, la víctima comunicó a la dueña del auto lo que sucedió y radicaron la denuncia.

Sin embargo, fue durante este martes cuando se dio el episodio particular. El vehículo fue hallado con la llave encima de una de las ruedas, en inmediaciones del lugar donde había recogido al supuesto asaltante. Además, el personal de Criminalística de la Policía Nacional encontró una particular nota.

“Señor Francisco: Primeramente disculpa por asustarte, esto fue una lección de tu ex mujer por no cumplirle y engañarle, pidió que pasara esto para que aprendas y sobre todo aun así se preocupa que trabajes de madrugada, buscá un laburo fijo porque sos muy capaz”, decía en el escrito.

En la parte final de la carta, se le informa que el dinero que estaba dentro del auto quedó para su ex novia y que se le cargó combustible por G. 50.000. Se despidió de él dándole fuerza y aliento.

Torres sostuvo a NPY que nunca le fue infiel a su ex pareja y que inclusive habían quedado como amigos, tomando con gran sorpresa el contenido de la nota.

Además, Francisco Torres dijo que su ex novia solo tiene 16 años, pero que radicaría la denuncia ya que el vehículo no era de su propiedad, sino de su patrona.

Dejá tu comentario