Nacionales

Comandante de la Policía defiende operativo donde un hombre murió baleado

El comandante de la Policía Nacional, Gilberto Fleitas, afirmó que se actuó "adecuadamente" en el confuso operativo policial este viernes, en San Lorenzo, donde murió un hombre. Sin embargo, el jefe policial reconoció que aún faltan los resultados de las pruebas que determinarán sobre el fallecimiento de la víctima.

El comandante de la Policía Nacional, Gilberto Fleitas, se constituyó este sábado en la Comisaría 53 de San Lorenzo para interiorizarse sobre un operativo policial ocurrido este viernes en el que falleció un hombre baleado y un agente policial quedó herido.

"Vinimos a interiorizarnos aquí en la comisaría, conversando con el jefe, con el director, la circunstancia de cómo ha acontecido, y creemos que nuestros compañeros de trabajo han actuado de manera adecuada. Penosamente tenemos el fallecimiento de una persona. En ningún momento hubo intención para ese efecto", afirmó.

Dijo que el personal estaba en una situación crítica, ya que el hombre tenía en su poder un arma blanca de 50 centímetros con la que atentó contra la vida del policía.

Nota relacionada: Confuso operativo: Hombre muere y agente de la Policía Nacional queda herido

"Pensamos que el joven estaba bajo los efectos del alcohol, y la Policía está facultada a utilizar el arma reglamentaria cuando se encuentra en peligro inminente la vida de un agente policial o de un tercero", justificó.

"Está en manos de los médicos determinar. Nos ponemos en manos del Ministerio Público para coadyuvar con la mayor transparencia institucional de tal modo que se esclarezca qué fue lo que aconteció", indicó.

Aseguró que los investigadores ya están trabajando en los videos de circuito cerrado de tal manera a confrontar las informaciones que dieron los intervinientes y evidenciar la veracidad de los datos.

"Por el momento vengo a interiorizarme y a respaldar el trabajo del personal de la Policía", sostuvo.

Respecto a la bala que causó la muerte, señaló que es el médico forense quien determinará si se trata de una bala de goma o de un arma reglamentaria, como manifestaron los familiares de la víctima. El caso ya se encuentra en manos del Departamento de Criminalística del Ministerio Público.

Alteración de escena del crimen

Asimismo, defendió a sus policías diciendo que, según el video difundido tras crimen, tuvieron que alterar las escenas del hecho, recogiendo los casquillos que quedaron en la vía pública, por temor a que alguien "pueda llevar".

Fleitas argumentó que las vainillas o casquillos recogidos ayudan a identificar el arma, pero que en este caso es el proyectil dentro del cuerpo el que determinará el arma empleada.

https://twitter.com/Telefuturo/status/1555707036561817600

"En este momento la evidencia más importante (para mí como investigador) va a ser el examen médico, la autopsia de hoy, a ver qué tipo de proyectil se encuentra dentro del fallecido", comentó.

El comandante alegó que los agentes policiales que intervinieron se encuentran a disposición del Ministerio Público. Además, afirmó desconocer la denuncia de la hermana del fallecido, quien asegura que su hermano era víctima de extorsión por parte de agentes policiales.

Hasta la Comisaría 53ª también llegó la presidenta de la comisión vecinal de la zona, Basilicia Martínez, quien respaldó el actuar de los policías asegurando que ya los vecinos están cansados de ser víctimas de constantes robos por parte del ahora fallecido.

"Es una persona que creaba muchos problemas en el barrio. Nos tenía en zozobra en todo el barrio. Nadie sabe el sufrimiento que vivimos nosotros. Entonces por eso apoyo a la Policía Nacional que hace bien su trabajo'', relató.

El caso

El Ministerio Público investiga un presunto caso de gatillo fácil en el que murió Juan Pablo Meza González, de 34 años, quien supuestamente forcejeó con los agentes y terminó perdiendo la vida, mientras que el uniformado que quedó herido es el suboficial Carlos Vega, de 22 años.

Meza contaba con antecedentes por hurto y, además, tenía una medida de prisión domiciliaria, que aparentemente estaba incumpliendo al momento del incidente que acabó con su vida.

Además, existe una versión de que supuestamente el hombre era extorsionado por agentes de la comisaría para que fuera liberado el martes 2 cuando presuntamente ya fue detenido por los agentes por incumplir con prisión domiciliaria.

Las imágenes del hecho que fueron difundidas revelan cómo el fallecido ya estaba rendido en el suelo, pero aparentemente volvió a acusar un aparente disparo por parte del uniformado.

Dejá tu comentario